lunes. 28.11.2022
Descarbonización

El fondo de la UE para la transición justa se repartirá entre 50 regiones

Las 18 zonas que iniciaron la demanda para financiar la reconversión vigilan la distribución
poligono la robla_15474178_16235952
El polígono industrial 'El Rabizo', en La Robla. AYUNTAMIENTO DE LA ROBLA

Los fondos iniciales con los que la Unión Europea prevé apoyar a las regiones carboneras afectadas por el cierre de explotaciones y centrales debido a los objetivos de descarbonización serán definidos en las próximas semanas, y supondrán el reparto de unos 5.000 millones de euros, según publicaba ayer El País. Las 18 regiones más afectadas por los cierres, que hace meses iniciaron la reivindicación para que Bruselas financie la reconversión económica, se han ampliado ahora hasta un total de 50, lo que mantiene vigilantes a las zonas que aspiran al reparto, que temen que los criterios o en quién se delegue la decisión del reparto pueda restar eficacia a esta llegada de dinero destinado a ayudar a las comarcas y los trabajadores a buscar nuevos recursos económicos.


 

Según el diario, el fondo para la reconversión de las zonas carboneras, las primeras afectadas por el proyecto de transición hacia una economía libre de combustibles fósiles, será una pieza clave en el New Green Deal, el programa que la Comisión Europea pondrá en marcha en el primer trimestre del año que viene.

 

España es uno de los países más afectados, con seis comunidades que pueden acogerse a esos fondos, especialmente la provincia de León, junto con Palencia. Además, Asturias, Aragón, Galicia, Castilla-La Mancha y Andalucía.

 

La Comisión calcula que en 2030 habrán desaparecido dos tercios de los puestos de trabajo ligados al carbón, tanto en las minas como en las térmicas. Según sus cálculos, en España hay 3.400 trabajadores en las explotaciones que aún mantienen actividad (aunque la práctica totalidad cerraron al inicio de este año); y 3.300 en las centrales térmicas, que según la planificación inicial tenían que haber mantenido su actividad aún unos años, pero que tras el cierre de las minas nacionales y con los nuevos objetivos de transición energética han apostado también por el cierre.

 

De momento se pondrá en marcha este primer fondo de ayudas de 5.000 euros, pero forma parte de una iniciativa que espera movilizar hasta 2027 unos 35.000 millones entre inversión pública y privada. La dotación que ahora se pone en marcha tendrá en cuenta como criterios para fijar el reparto de los fondos los datos del empleo, la intensidad del carbono y la producción de turba.

 

En total en la actualidad se contempla que pueden beneficiar a 50 regiones de 18 países, y los más beneficiados serían Polonia, con diez regiones, Alemania con ocho, España con seis, Grecia con cinco e Italia con cuatro.

 

Queda por ver cómo se van a asignar las cantidades y quién las va a gestionar, ya que si se descentralizan pueden atender a situaciones concretas y más complejas, pero también pueden perder efectividad.

 

El informe recuerda que al principio fueron 18 las regiones (entre ellas Castilla y León, Asturias y Aragón) las que se coordinaron para presionar y lograr fondos para las cuencas. Ahora son 50 las que se los repartirán.

El fondo de la UE para la transición justa se repartirá entre 50 regiones
Comentarios