sábado. 04.02.2023

La imagen de la herida de Fontanina, gravemente atacada el por un oso en Riolago de Babia sobrecogió el pasado mes de agosto a la provincia. En aquel momento, el veterinario que atendió al animal no pudo suturar la herida, dada su profundidad, por lo que no descartó la posibilidad de que tuviera que ser sacrificada. Cinco meses después Fontanina es una yegua totalmente recuperada, gracias a los cuidados de su dueño, y vuelve a pastar por los prados de Riolago de Babia. Tan solo una leve cicatriz recuerda la brutal agresión que sufrió este animal, y dio la voz de alarma entre los ganaderos de la zona, ya muy castigados por el ataque del lobo.

En aquel momento, y después de inspeccionar al animal, los responsables de la Fundación Oso Pardo llegaron a la conclusión de que era «una herida atípica, con una incisión larga y profunda que no es la habitual en los casos realmente infrecuentes en los que se producen ataques a ganado». En cualquier caso, la FOP considera que es necesario que se paguen los daños con rapidez, para compensar las, a su juicio, «pocas molestias que el oso puede ocasiona en las áreas oseras».

Fontanina sobrevivió al oso
Comentarios