miércoles 8/12/21

El Ayuntamiento de Valdefuentes, con el proceso cuya sentencia se acaba de dictar en marcha, presentó alegaciones al estudio de impacto ambiental (EIA) del sellado de la basura a finales de marzo del año pasado en las que reseñaba que el almacén «se ha convertido en un vertedero incontrolable e ilegal» y que, al menos desde el año 2004 el depósito de El Busto «se encuentra en una situación de total ilegalidad sin que Gersul ni el Ayuntamiento de Santa María del Páramo hayan asumido sus competencias», por falta de licencias y al considerar que los fardos de basura se debían haber tratado. Las alegaciones añaden que el proyecto supone «un fraude ambiental al evadir el gasto que supondría proceder al tratamiento de residuos [...] simulando que el Busto constituye un vertedero en situación regular» por lo que se exige que no se tramite el EIA o un informe desfavorable.

Un «fraude ambiental» para eliminar un almacén ilegal