domingo. 03.07.2022
undefined
Tras liberar la ganadería de Lario aparecen nuevos casos de tubercolisis en cabañas cercanas. CAMPOS

Las cosas se están complicando en la montaña oriental como consecuenica de la sanidad animal. El ganadero de Lario, Daniel Puerta, que estaba pendiente del sacrificio de sus 140 reses tras dar un positivo una de ellas en tuberculosis, ha firmado ya en la unidad veterinaria de Riaño la orden del indulto de que todas sus reses finalmente no van a ser sacrificadas. Pero el problema ahora no se queda ahí. Además se da la circunstancia que tres explotaciones de Riaño donde se han registrado varios positivos de tuberculosis en el matadero hace unos días están a la espera de conocer si se hace el vaciado de estas explotaciones. Se está hablando de más de 600 reses. Los positivos se produjeron en dos de las explotaciones pero al ser hermanos y compartir zona de pastos se vaciado sería total.

Tras conocerse el indulto de las reses de Lario se abre la incertidumbre sobre lo que ocurran con las más de 600 vacas de Riaño.

Por fin

El ganadero de Lario, Daniel Puerta, que estaba pendiente del sacrificio de sus 140 reses tras dar un positivo una de las reses en tuberculosis, firmó finalmente en la unidad veterinaria de Riaño la orden del indulto para que todas sus reses finalmente no vayan a ser sacrificadas. 

Lo ha hecho justo el día en el que se ha confirmado la positividad en tuberculosis en dos explotaciones ganaderas de Riaño. Varias reses dieron positivo en el matadero. Estas reses comparten pastos con otra explotación, todas ellas de tres hermanos, lo que implicaría el sacrificio de más de 600 reses si se aprobase el vaciado tal y como se iba hacer en la explotación de Lario.

Ante esta nueva situación de aparición de casos de tuberculosis todos los ganaderos consultados siguen apuntando en que la causa son los animales salvajes dado que las explotaciones ganaderas no mantienen contacto entre ellas. «Lo que habría que hacer es analizar a los animales salvajes como jabalíes, venados y otros», apuntan. Una de las  explotaciones de Riaño había hecho hace ya siete años un vaciado total y había incorporado reses sanas y sin embargo han vuelto a dar algunas positivas en tuberculosis. 

Respecto a los saneamientos aún están pendiente de que se realicen a más explotaciones y a las reses de los trashumantes que llevan los animales a los puertos que han contratado en la montaña de Riaño. Aún pueden aparecer más casos por ello considera el sector ganadero que la solución no puede ser el vaciando ya que se acabaría con toda la cabaña ganadera de esta montaña leonesa de Riaño.

Los ganaderos coinciden en que se maten las reses que den positivo en tuberculosis y se hagan nuevas pruebas al resto

En lo que coinciden todos los ganaderos es que se maten las reses que den positivo en tuberculosis y se hagan nuevas pruebas al resto de  las reses tal y como se había hecho hasta hace poco. Entienden que lo importante es dar tranquilidad a los propios ganaderos que viven de estas reses y especialmente a los jóvenes ganaderos que desean incorporarse a este sector dado que los vaciados es lo que más anima a que la gente abandone las explotaciones ganaderas y deje los pueblos y se vaya a buscar trabajo a otras zonas. «La gente queda sorprendida de la calidad de la carne de  las reses de la montaña de Riaño», puntualizó Puerta. 

Fue hace una semana cuando el ganadero de Lario hizo un llamamiento a través de este periódico al tender que iba a suponer la pérdida de muchas reses que se encuentran bien y que descienden de una generación ganadera de su padre. «Todas estas reses descienden de Lario», matizaba.

Los animales sanos permanecerán unos meses en pastos que están lindando con Polvoredo y Liegos

 Ahora las vacas van a salir a los pastos pero siempre en unos terrenos controlados y cercados para evitar el contacto con otras reses. «Es como han estado siempre ya que mis reses nunca han mantenido contacto con otras reses ni han compartido pastos con otras explotaciones», según Puerta. Los animales permanecerán unos meses en pastos que están lindando con Polvoredo y Liegos. «Los puertos que tenemos en el paraje de Valdosín por encima de La Uña, ahí no puedo ir con las reses. Pero no hay ningún problema ya que dispongo de bastante terreno en Lario para que las reses puedan pasar ahí todo el verano», explica.

Las reses tienen que esperar unos meses hasta que se las haga un nuevo saneamiento que se espera que se produzca en el mes de julio. La prueba será la gama interferón y dado que fueron analizadas en marzo hay que esperar como mínimo tres meses para evitar que a las reses no les quede restos de la prueba que las habían hecho a últimos del mes de marzo.

La nueva prueba de gama interferón es muy sensible ya que las sacan sangre y es muy probable que pueda salir alguna res más positiva. «Esta prueba es mucho más sensible que la prueba que se hace en la piel». No obstante Puerta señala que lo importante es que ya no se van a sacrificar a la reses que no ten positivo.
  

Tres ganaderías con 600 vacas dan positivo en tuberculosis el día que la Junta indulta...
Comentarios