jueves 29/7/21
Tejerina

Ganaderos leoneses crían los primeros corderos merinos australianos del país

Es una familia de trashumantes asentada en Badajoz
ganaderos
La ganadería está asentada en la comarca pacense de La Serena. DL

Fue hace cuatro años cuando la ganadería Fuente de los Romeros, propiedad de una familia de la comarca de Riaño y asentada en la comarca pacense de La Serena, se plantea importar semen y embriones de merino australiano, país puntero en la producción de lana de calidad, para poder inseminar a las ovejas locales y mejorar la genética de su ganado. Tienen a favor que su ganadería desciende directamente de la prestigiosa cabaña merina de Perales, que trashumaba desde La Serena a los pastos de montaña de la zona de Riaño.

En mayo de 2020 se llevó a cabo la inseminación y transferencia de embriones con ovejas previamente seleccionadas, naciendo a finales de octubre los deseados corderos australianos cuya notoriedad y supremacía en la calidad de su lana es claramente notable.

El afán por continuar con la tradición familiar de siete generaciones de pastores oriundos de Tejerina para mejorar el merino, unido al auge del uso de las fibras naturales frente a las sintéticas, lleva al ganadero leonés Argimiro Rodríguez ‘Miro’, gerente de la finca Fuente de los Romeros y a su sobrino Ángel Salio a adentrarse en este nuevo proyecto.

Apoyados únicamente en recursos económicos propios, y con el asesoramiento del veterinario y gran experto en trashumancia Manuel Rodríguez Pascual, de la experta en genética Beatriz López y Vista Linda Foundation de Nueva Zelanda, que en 2016 galardonó a Argimiro Rodríguez con el título de honor de Ganadero Emprendedor en la Fiesta del Pastor de los Barrios de Luna, se decide iniciar este proyecto. Este interés por la mejora genética de la raza viene de atrás, ya que Fuente de los Romeros lleva trabajando este aspecto desde hace cuatro años dentro del proyecto cooperativista de EA Group.

Durante cinco siglos, del XIV al XVIII, la lana proveniente de las merinas que trashumaban desde León, Soria, Segovia y Cuenca a las dehesas de Extremadura y Ciudad Real, monopolizaba los mejores mercados europeos, siendo la principal fuente de ingresos del reino. Sin embargo, las transformaciones políticas y económicas en la segunda mitad del siglo XVIII provocaron la venta masiva del ganado merino español, causando así la pérdida del monopolio lanero y la caída del precio de este producto.

Desde entonces, esta raza fue mejorando la calidad de su lana en otros países como Australia, Nueva Zelanda, Uruguay o Chile.

Este proyecto se realiza con la ilusión de dar un paso en la mejora de la lana y ser fieles a sus antepasados, aquellos pastores que sin medios técnicos, tan sólo con sus conocimientos empíricos y cultura ganadera, consiguieron producir una lana de gran finura y calidad que fue la admiración de Europa.

El reciente nacimiento de estos corderos merinos australianos, pretende devolver a España el prestigio como país pionero en la cría, mejora y comercialización de la lana merina, considerada de las mejores razas ovinas del mundo.

Ganaderos leoneses crían los primeros corderos merinos australianos del país