domingo. 04.12.2022
Esperanza Castro 'Pochi'. DL

La antigua comadrona Esperanza Castro, más conocida como Pochi, falleció ayer a la edad de 92 años. Esta mujer era natural de la localidad lacianiega de Villaseca, aunque vivió la mayor parte de su vida en San Miguel, de donde era su marido, Joaquín González, quien regentó durante años un negocio familiar de textil, bajo el nombre Mingón.

Esperanza Castro ha sido muy conocida y querida en el valle, ya que la pasión por su trabajo le llevó a ejercer de matrona desde los 19 años hasta que se jubiló a los 65. Durante este tiempo ayudó a venir al mundo a tres generaciones de niños lacianiegos, lo que supuso atender a más de 3.000 partos.

Una mujer que en el año 2013 recibió el calor de sus vecinos y amigos en un homenaje que se le realizó en la Casa de Cultura de Villablino y anteriormente, en el año 2008 fue nombrada Lacianiega del Año.

Un gesto de cariño y sin olvidar su profesión en donde «todos los niños que ayudó a traer al mundo» es la frase que se puede leer en su esquela, de personas que lamentan su pérdida. Su funeral ha sido hoy a las 12.30 horas en la iglesia de San Miguel y a continuación sus restos mortales fueron enterrados en el cementerio de Villaseca.

La comadrona que asistió más de 3.000 partos
Comentarios