miércoles 25/5/22
                      La planta acoge una media de 197.000 toneladas de residuos domésticos al año procedentes de toda la provincia. JESÚS F. SALVADORES
La planta acoge una media de 197.000 toneladas de residuos domésticos al año procedentes de toda la provincia. JESÚS F. SALVADORES

La Agrupación Concejo de la Vega denunció ayer que el Consorcio Provincial para la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos de la Provincia de León (Gersul) tiene una deuda con el Ayuntamiento de San Justo de la Vega de 300.000 euros, correspondientes a las anualidades comprometidos en concepto de compensación por albergar en San Justo de la Vega el Centro de Tratamientos de Residuos (CTR) , encargado de recoger la basura de León y de la provincia.

«Según el contrato en vigor», indican desde Concejo de la Vega, «la institución provincial debe abonar a dicho Ayuntamiento la cantidad anual de 50.000 euros como compensación por albergar estas infraestructuras, creadas en 2004.

El consorcio lleva seis años —desde el 2016 al 2021_ sin abonar esta cantidad —los cuatro años de gobierno en la Diputación del PP más los dos años del PSOE-UPL—, una asignación que realmente solo ha percibido el Ayuntamiento de San Justo un año, en 2015, cuando Gersul acordó fijar esta compensación en sus presupuestos. «Lo hizo a raíz del convenio suscrito para la realización del segundo vaso con el que acabar con el colapso que sufría la planta», explica el alcalde de San Justo de la Vega, Juan Carlos Rodríguez. «Consiguieron la licencia, nos pagaron la primera anualidad y se acabó», denuncia el regidor.

«Buenas palabras, nada más»

El alcalde explica que se ha puesto en contacto en reiteradas ocasiones con el presidente de Gersul, el diputado socialista Santiago Dorado. «Siempre hemos recibido buenas palabras pero del dinero no sabemos nada», asegura el regidor popular que por el momento descarta llevar a cabo acciones judiciales.

Lo que sí tiene claro Rodríguez es que a lo largo de la historia del CTR, que recibe cerca de 197.000 toneladas al año de residuos domésticos, más los 400.000 que recogió procedentes en la finca El Busto, en Santa María del Páramo, se «ha jugado» con la buena voluntad y la disposición del municipio de San Justo de la Vega, ya que recuerda, que el Tribunal Superior de Justicia primero, en 2007, y el Tribunal Supremo después declararon nulo el proyecto, en favor de los municipios afectados, al entender que no era un proyecto de competencia regional. «Por aquel entonces pudimos tumbarles el proyecto, pero tendimos la mano para legalizarlo sin obtener nada a cambio», recuerda el alcalde, que asegura que ocurrió lo mismo cuando se planteó el segundo baso, que ocupa 112.000 metros cuadrados y que se proyectó para albergar cerca de 2,1 millones de metros cúbicos de desperdicios en 15 años. «Ese año, en 2015, Gersul entendió que debía compensar al municipio con 50.000 euros, algo que solo hizo el primer año», matizó.

Por lo menos, explica Rodríguez, el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, reconoció la deuda con el Ayuntamiento de San Román de la Vega, en la penúltima reunión del consorcio.

Desde la agrupación Concejo de la Vega resaltan que «300.000 euros es mucho dinero, y más, para un Ayuntamiento de menos de 2.000 habitantes como es el nuestro, por eso esperamos que la deuda se salde lo antes posible», concluyen.

Gersul debe al Ayuntamiento de San Román de la Vega 300.000 € en compensación por el CTR