jueves. 26.01.2023
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Miguel Arias Cañete, anunció ayer que en los próximos meses el Gobierno buscará alianzas con otros países de la Unión Europea para «bloquear» el proyecto de reforma de la Política Agrícola Común (PAC), porque «perjudica a España». El Ejecutivo comunitario adoptó hoy los textos legislativos de la reforma del comisario Franz Fischler. Arias Cañete dijo que desde el Gobierno se iniciará «una ofensiva diplomática fuerte» con otros países a fin de que la reforma no salga finalmente aprobada en su diseño actual. Así, avanzó que España podría lograr el apoyo de unos diez países, entre los que contó Francia, Portugal, Irlanda, Italia o Grecia, que podrían estar en la misma filosofía del Gobierno español. No obstante, agregó que es necesario estudiar el marco jurídico en el que deben desarrollarse estas estrategias. El titular del Ministerio de Agricultura insistió en los efectos perjudiciales que la configuración actual del documento tendrá para la agricultura y la ganadería española y para sus intereses económicos. Rechazó el desacoplamiento de ayudas que plantea la Comisión o la modulación que ha configurado, aspectos que provocarán el «abandono» de muchos agricultores de las producciones que mantienen en la actualidad para dedicarse a otras que les resulten más rentables. Alertó de que la Comisión aprobará el proyecto de reforma «más revolucionario» y que éste tendrá «impactos muy negativos sobre la agricultura, la industria agroalimentaria y sobre el cooperativismo agrícola». Recordó que su departamento ya realizó un estudio de impacto que constataba efectos muy negativos para España y elaboró una propuesta alternativa. También criticó que la Comisión Europea quiera hacer una reforma de la PAC «para estar más cómoda ante la negociación de la Organización Mundial del Comercio».

El Gobierno buscará alianzas con otros países para bloquear una reforma que «perjudica...
Comentarios