martes. 05.07.2022
Urdiales del Páramo, una semana pendiente de su torre

El gran boquete a vista de pájaro

Una empresa leonesa, especializada en operaciones con drones, toma fotos desde el aire de la torre de la iglesia tras el derrumbe del lunes que ayudarán a los técnicos a decidir cuál es la mejor solución para el edificio
                      Una vista panorámica de la iglesia de Urdiales tomada este sábado por Invicsa-Airtech. INVICSA
Una vista panorámica de la iglesia de Urdiales tomada este sábado por Invicsa-Airtech. INVICSA

Eran sobre las cuatro y media de la tarde del pasado lunes, 24 de enero, cuando varios vecinos de Urdiales del Páramo oyeron un gran estruendo. Al salir a la calle se dieron cuenta que parte de la torre de la iglesia se había derrumbado. Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales, pero por delante se vislumbraba un problema técnico nada fácil de solucionar.

Inmediatamente se acordonó la zona y arquitecto del obispado de Astorga y el Ayuntamiento decidieron ese mismo día que no había otra solución que tirarla toda de manera controlada ya que presentaba grietas insalvables que amenazaban con que se venga abajo en cualquier momento.

¿Pero cómo hacerlo? En esas están los peritos y técnicos desde ese día porque no es nada sencillo. Hay viviendas muy cercanas que, de hecho se tuvieron que desalojar aquella misma tarde, que corren serio peligro si no se toman todas las precauciones necesarias. Además, se pretende salvar el resto de la iglesia en todo lo que sea posible. Y recuperar las campanas para que se instalen en la nueva torre que un día se levantará.

Por lo tanto, la opción de meter máquinas retroexcavadoras o similares está descartada. Habrá que hacerlo poco a poco y parece que utilizando una grúa desde la que se vaya tirando poco a poco prácticamente de forma manual.

Ante este paronorama y al enterarse de la noticia la empresa leonesa Invicsa-Airtech, especializada en operaciones con drones se puso a disposición de los peritos del obispado de Astorga y del Ayuntamiento para tomar imágenes desde el aire y cercanas que ayudasen al informe pericial, para que loos técnicos puedan tomar las mejores decisiones. Y así lo hicieron este mismo sábado.

Según explica Carlos Almanza Turrado, Proyect Manager de Invicsa-Airtech, «desplegaron un dron en la plaza y realizamos fotografías aéreas de la zona afectada, sobrevolando el tejado y las calles cercanas al edificio, que está perimetrado, para tomar imágenes desde todos los ángulos posibles, de forma segura y sin el mínimo riesgo humano. Además hemos tomado ortofotos e imágenes del perímetro de la iglesia para poder hacer un modelo virtual en 3D virtual, donde s pueden realizar medidas reales desde un ordenador».

Para el recuerdo

Finalmente, señala, «hemos hecho algunos videos y fotografías de la iglesia y su entorno ‘para el recuerdo’, que cederemos al Ayuntamiento de Urdiales del Páramo para su conservación. Dentro de un ¿días? ¿horas? la plaza de la iglesia tendrá un aspecto muy distinto».

Es la forma con que la tecnología más avanzada ayuda a solucionar problemas reales. Y, en este caso, además, es un empresa leonesa.

El gran boquete a vista de pájaro
Comentarios