domingo 20.10.2019
FERIA DE PUEBLA DE LILLO

Gran calidad en las reses de montaña

Más de un centenar de ejemplares de equino y vacuno se citaron en el concurso exposición de ganado acompañados por el mastín leonés
Pablo Alonso, con uno de los ejemplares ganadores de la feria de Puebla de Lillo. CAMPOS
Pablo Alonso, con uno de los ejemplares ganadores de la feria de Puebla de Lillo. CAMPOS

Más de un centenar de reses de equino y vacuno se dieron cita en el XLI concurso y exposición de ganado de montaña que ayer celebró el Ayuntamiento de Puebla de Lillo en el interior y exterior del recinto ferial. Además se celebró un concurso de mastín leonés.


El ganadero José Antonio Alonso de Cofiñal fue el ganador en las secciones de sementales de equino, en yeguas con lastra y en yeguas sin lastra. La explotación ganados Colodrón de Puebla de Lillo ganó en potras menores de 12 meses, potras de 12 a 24 meses, en potras de 24 a 36 meses y potros de 12 meses. Por su parte Luis Ángel García de Polvoredo se llevó el primer premio de potros de 12 a 24 meses. Por lo que se refiere al vacuno en la sección de machos el ganador fue Eduardo Diez de Pallide así como en la sección de novillas de 16 a 36 meses. Ganados Colodrón de Puebla de Lillo ganó en la sección de vacas y José Manuel Rey de Redipollos ganó en bueyes y terneras hasta 15 meses.

 

El ganador de casa sección de equino y vacuno se llevó un premio en metálico de 120 euros además de un regalo. Además se entregaron premios de 100, 80 y 50 euros junto a un regalo para el equino y de 100 y 80 euros para el vacuno.

 

En mastines el ganador en cachorros fue Carlos Alvarez de Redipollos con «Bruce». En hembras la ganadora fue «Canela» de Alberto Alonso de Riaño y en machos el ganador fue «Navarro» también de Alberto Alonso de Riaño. El primer premio fue de 60 euros mientras que el segundo y tercer premio fueron de 50 y 40 euros respectivamente. Ademas se les entregó un detalle.

 

Una vez finaliza la entrega de premios el numeroso público asistente pudo degustar un churrasco. Hay que recordar que esta feria lleva ya unos años declarada de interés turístico provincia lo que hace que cada año la asistencia de púbico sea muy elevada. A esta asistencia de la gente contribuye también el hecho de que es una de las principales ferias de la montaña oriental leonesa en que se puede ver la calidad de las reses tanto de equino como de vacuno. El municipio de Puebla de Lillo cuenta con un número importantes de explotaciones ganaderas señaladas por la calidad de sus reses que en su totalidad se dedican para carne.

 

En esta edición la novedad de la feria fue la presencia de varios carros engalanados a cuyos participantes el Ayuntamiento de Puebla de Lillo les hizo entrega de un detalle.

Gran calidad en las reses de montaña