viernes 20/5/22
Para el Fiscal, la actividad desarrollada primero por MSP y después por su sucesora CMC en la zona de Nueva Julia - La Mora «ha provocado una afectación gravísima para el medio ambiente y el entorno natural, son que se haya desarrollado actividad de restauración alguna por la empresa explotadora».
En concreto, habla del impacto en los ecosistemas fluviales y captaciones de aguas. La continuada actividad minera en la zona ha causado la alteración de la composición química de las aguas existentes en la zona, debido a la cercanía de la zona de captación Fuente Carrasconte, ubicada a tan solo 700 metros de la explotación.
También se han detectado la ausencia de medidas de contención o seguridad que eviten drenajes ácidos de la mina sobre los recursos hídricos superficiales.
Además,el ministerio Fiscal recuerda que la cantera se asienta de forma plena sobre tres hábitats de interés comunitario que se han visto afectados de forma directa y significativa por la explotación minera.
Por lo que se refiere a la fauna, el escrito pone de manifiesto que la explotación ha afectado de modo grave a dos especies en serio peligro de extinción, como es el caso del oso pardo cantábrico y el urogallo cantábrico. En la zona invadida por la explotación en el municipio de Villablino se localizan 21 taxones de aves afectados por la cantera.
Toda esta actividad fue objeto de distintos procedimientos sancionadores incoados por la Junta de Castilla y León, cuya tramitación ha quedado suspendida por este proceso judicial. Es el caso de procedimiento por invadir vías pecuarias, por invasión del Monte de Utilidad Pública 280, llegando al extremo de que se impidió la entrada al agente medioambiental para realizar labores de inspección, y tres expedientes de la delegación territorial.

Graves afecciones al agua, al oso, al urogallo e invasión de lo público
Comentarios