martes 7/12/21
Parte del equipo de vecinos que atiende la biblioteca.

El pasado mes de junio la Junta de Castilla y León anunció al Ayuntamiento de Gradefes que debido a los recortes presupuestarios no se iba a renovar el contrato del becario que se hacía cargo de la biblioteca y del telecentro de la localidad y que además llevaba a cabo talleres y cursos de informática para los vecinos del pueblo.

A raíz de esa notificación, el Ayuntamiento se vio en la obligación de cerrar las instalaciones después de casi 15 años de servicio, en los que ha atesorado un completo fondo documental, que además cuenta con las principales novedades editoriales.

Fue entonces cuando la alcaldesa de la localidad, Ana Isabel Ferreras, puso un escrito en el Ayuntamiento para solicitar la colaboración ciudadana.

La respuesta fue inmediata. Cinco vecinos, cuatro de ellos jubilados y un parado, se ofrecieron voluntarios para hacerse cargo de la biblioteca, tanto de los servicios de préstamo de libros como del cuidado de los ordenadores del telecentro. Se trata de Pedro González, de Cifuentes, Carlos Tejerina, Benigna Puente, José Navarro y Benilde Gordaliza, estos últimos de Gradefes. Todos ellos se organizan en turnos para atender las instalaciones municipales y para evitar que Gradefes si quede sin uno de los servicios más concurridos y preciados de la localidad, su biblioteca.

Un grupo de vecinos se pone al frente de la biblioteca para evitar su cierre
Comentarios