domingo 20/9/20
Nuevo protocolo

La Guardia Civil ultima una aplicación para desapariciones en zonas rurales

Los expertos aseguran que "las primeras horas son las únicas horas"
Se mantiene una "tendencia general al alza" en el número de desaparecidos. L. DE LA MATA
Se mantiene una "tendencia general al alza" en el número de desaparecidos. L. DE LA MATA

La Guardia Civil y la asociación SOS Desaparecidos han presentado un nuevo protocolo para potenciar la búsqueda en las primeras horas de activación tras una desaparición de una persona, usando para ello una nueva aplicación móvil. "Las primeras horas son las únicas horas", han recordado este lunes los mandos del Instituto Armado encargados del protocolo.

La intención es lograr una activación "más ágil de la búsqueda y localización de las personas desaparecidas en cuanto se recepcione la denuncia", según ha destacado el coronel Leonardo Sánchez Peláez. Con ello se persigue aumentar la eficacia de respuesta por parte de la Guardia Civil a la hora de movilizar "todos" los recursos disponibles, especialmente durante las primeras horas de la desaparición, así como la comunicación de novedades.

Para ello está previsto que en tres meses se haga la primera prueba sobre un caso real de una nueva herramienta informática de la Guardia Civil, una aplicación móvil que se descargará el personal que esté sobre el terreno y que posicionará sobre un mapa la zona de búsqueda, para compartir en tiempo real cualquier novedad y mejorar la capacidad de dirección del centro de mando. El uso de drones se prevé como clave, así como utilizar tecnología 5G ante posibles problemas de cobertura en zonas rurales.

"Se trata de poner toda la capacidad de la Guardia Civil a disposición de la búsqueda desde el minuto uno", ha destacado Juan Carretero, teniente coronel de la Comandancia de Córdoba. "Por primera vez cada compañía, que es donde se inicia una investigación, tiene punto por punto por dónde empezar", ha señalado.

Su compañero Miguel Cañellas, teniente coronel del Estado Mayor, ha insistido en que ya no existen en la práctica unidades especializadas: "toda la cadena de mando está implicada en este tipo de búsquedas". Además ha comentado que la Guardia Civil "no empieza de cero", sino que utiliza herramientas ya existentes y las "potencia" con nuevos usos como la aplicación móvil.

El presidente de SOS Desparecidos, Joaquín Amills, ha dado las gracias a la Guardia Civil por su labor y subrayado la importancia de "actuar lo más rápido posible", sabiendo que para la familia supone un "duelo congelado" hasta que hay resolución del caso. "El tiempo jamás corre a favor", ha comentado tras destacar la relevancia de la formación y la coordinación con autoridades locales, regionales y estatales, tanto desde el plano policial como el judicial o el voluntariado.

"TENDENCIA GENERAL AL ALZA"

Coincidiendo este 9 de marzo con el Día de las Personas Desaparecidas, desde la Guardia Civil se ha insistido en que no es necesario esperar 24 horas para poner en conocimiento de las fuerzas y cuerpos de seguridad la desaparición de un familiar.

Además, han apuntado que se mantiene una "tendencia general al alza" en el número de casos: en 2019 este Cuerpo gestionó un total de 6.012 nuevos casos de desapariciones, habiendo sido resueltas un total de 4.194 por aparición o localización de la persona (69,7%). Continúan en vigor un total de 1.818 casos.

A la hora de poner en marcha los dispositivos de búsqueda se tendrá en cuenta sobre todo el perfil de la persona desaparecida. La primera clasificación de estos perfiles tiene que ver con el tipo de desaparición, clasificadas en voluntarias, involuntarias y forzosas. Además de esto, también se tendrá en cuenta el análisis de riesgo y el contexto de la desaparición.

Los mandos del Instituto Armado han recordado los avances en este tipo de dispositivos por las instrucciones de la Secretaría de Estado de Seguridad y la creación del Centro Nacional de Desaparecidos (CNDES), dependiente del Ministerio del Interior.

La nueva base de datos de Personas Desaparecidas y Restos Humanos (PDyRH) supuso una evolución y adaptación de la existente anteriormente, creada en el año 2010 y que tenía como objetivo principal únicamente el cotejo de cadáveres y restos humanos sin identificar con las personas desaparecidas.

Según los datos obrantes en el Sistema de Personas Desaparecidas y Restos Humanos sin Identificar (PDyRH) del Centro Nacional de Desaparecidos del Ministerio del Interior, a 31 de diciembre de 2019 se encuentran registradas 5.529 denuncias activas. 2.839 casos corresponden a personas que eran menores de edad en el momento de la desaparición. Entre ellas destaca el colectivo de menores de edad extranjeros y fugados de centros, con 1.059 casos.

En relación con la duración de las desapariciones, según datos del 2019, el 64% cesan dentro de una semana desde la presentación de la denuncia, un 74% dentro de las dos semanas, un 82% en un mes y el 8% se prolongan más de 6 meses. Sólo el 1,54% de las desapariciones tiene un fatal desenlace, bien por muerte natural, accidente, autolisis u otra causa violenta, según los datos difundidos por la Guardia Civil.

La Guardia Civil ultima una aplicación para desapariciones en zonas rurales