martes 17/5/22

Respecto a las mayores exigencias medioambientales recogidas en la «condicionalidad reforzada», Carnero destacó el logro de sustituir la rotación anual de todas las parcelas por una diversificación de cultivos en la explotación, similar a la exigida actualmente para el pago verde, y con una rotación en parcela al cuarto año en vez de anual. En el caso de los ecoesquemas de carácter voluntario que sustituirán al actual pago verde, aplaudió que el diseño final de siete prácticas concretas, a sugerencia de Castilla y León, permita el acceso a estas ayudas con importes similares o, incluso, mayores a lo actual ya que habrá ayudas por ecoesquemas para el uso de pastos en la ganadería, por la rotación de cultivos en secano y regadío y por dejar elementos improductivos en la explotación para aclarar que sólo se exigirá una práctica y que no se cobrará más por llevar a cabo dos o más. También ha mejorado la situación de los jóvenes para lo que se duplicará el valor actual unitario que perciben, que pasa del 50% del importe medio de cada región productiva al cien por cien, y ha informado de que también se logrado incrementar el número de hectáreas por las que se recibirá esta ayuda, pasando de 90 a 100 hectáreas. En el caso de las mujeres que se incorporan, las ayudas se incrementarán un 15%.

Habrá diversificación de cultivos y rotación cada cuatro años