martes. 31.01.2023

El presidente de la Junta Vecinal de Cerezales del Condado, Máximo Sánchez, manifestó ayer emocionado el profundo agradecimiento de los vecinos del pueblo al que ha sido su filántropo en los últimos años. «Es una gran pérdida, nadie ha hecho por Cerezales lo que don Antonino ha hecho de forma desinteresada, sin nadie pedirle nada», recuerda Sánchez, que afirma que «en cada calle y en cada esquina hay algo de él».

Como ejemplos, recuerda que él sufragó la renovación de toda la canalización del agua del pueblo, la construcción de los depósitos de agua, la peatonalización y adecuación de las calles y plazas , la restauración de la iglesia, la ermita y las antiguas escuelas y de otras muchas casas del pueblo, y como no, la creación de la fundación, un auténtico motor para este pueblo».

Aunque dada su avanzada edad hacía años que no iba a Cerezales, recibía cada semana información de los avances y la aceptación de su fundación «algo de lo que estaba profundamente orgulloso». Quienes lo conocieron lo describen como una persona cercana, muy amable y con una educación y un trato exquisitos, agradable y siempre deseoso de hablar con sus vecinos a los que siempre estaba dispuesto a ayudar».

El hombre que dotó a Cerezales de servicios básicos y lo abrió a la cultura
Comentarios