sábado. 28.01.2023
El ministerio fiscal pedirá ocho meses de prisión para un individuo, M.A.R.L., que supuestamente golpeó a un hortelano que se negó a dejar de sulfatar una huerta situada en la localidad leonesa de Villamejil, labor que perjudicaba la salud de la hija del acusado. Los hechos, que serán vistos el próximo día 22 en el Juzgado de lo Penal número 1 de León, son constitutivos de un delito de lesiones, según las calificaciones previas del fiscal, recogidas por Efe. El suceso se remonta al 23 de junio de 2002 cuando el acusado M.A.R.L. pidió a la víctima M.A.F.L. que dejara de sulfatar la huerta porque esta actividad perjudicaba la salud de su hija. Al negarse M.A.F.L. a dejar de sulfatar, el acusado le golpeó supuestamente con un objeto contundente en la cara, lo que le produjo unas lesiones por las que tuvo que ser atendido en un hospital. El fiscal solicita una indemnización para la víctima de 985 euros, 685 por las lesiones y 300 euros por las secuelas, una cicatriz en la cara de tres centímetros; y que el coste de la atención hospitalaria. La defensa niega los hechos y asegura que el acusado se limitó a defenderse de un manotazo que le propinó el demandante, cuyas lesiones fueron causados porque éste cayó al suelo tras intentar golpear al acusado.

Un hombre se enfrenta a ocho meses de prisión por herir a otro en la cara
Comentarios