viernes. 03.02.2023
El sector avícola nacional ha perdido más de 26 millones desde el comienzo del paro el 19 de diciembre

La huelga en las granjas de pollos no está afectando a los consumidores

El paro que está llevando a cabo la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) y la Plataforma Avícola Estatal (PAE) para lograr que las empresas integradoras firmen un contrato tipo para el sector, no está teniendo una repercusión para el consumidor. En los principales mercados y supermercados de la provincia. Los mercados y las grandes superficies de la provincia leonesa no se han visto influenciados por la huelga general que convocaron en el sector UPA y PAE, a nivel nacional, el 19 de diciembre. Manuel Rilo, responsable de E.Leclerc, indicó que «no hemos notado en absoluto la huelga. Seguimos distribuyendo el producto con total normalidad, ya que los proveedores nos siguen abasteciendo». De la misma opinión era José María Nieto, de Carrefour, que señaló que «el cliente siempre ha podido comprar sin problemas». Fuentes de El Corte Inglés aseguraban que tampoco han visto incidencias en sus estanterías por el paro del sector avícola, tanto en sus productos como en otros. Los responsables de Champion y Mercadona eran de la misma opinión. Sigue el paro en la provincia Para los dirigentes de la Unión General de Agricultores (Ugal), asociados con UPA en la provincia, la huelga está teniendo un seguimiento mayoritario. Después de cumplir la tercera semana de paro, el 90% de las 110 granjas avícolas leonesas están secundado el paro. El responsables avícola del sindicato agrario, Ventura Cantón, señaló que «es todo un éxito que se mantenga el paro después de tanto tiempo, teniendo en cuenta sobre todo que son explotaciones familiares». Cantón destacó la importancia de este seguimiento, «ya que ha sido un sector que siempre ha tenido mucho miedo». El objetivo del paro es conseguir que la patronal firme un contrato tipo homologado. Sobre las repercusiones que está teniendo la huelga en los comercios, el responsable de Ugal-UPA destacó que ya se está empezando a notar en los distribuidores. «Se han dejado de producir a nivel nacional unos 34 millones de pollos y en León 200.000. En dinero, el sector ha dejado de percibir 26 millones», comentó Ventura Cantón. También señaló que el consumidor notará la incidencia de la huelga dentro de diez días, «cuando ya no se den más pollos. Hay que tener en cuenta que el periodo de crecimiento de estos animales es de unos 40 días». Cantón comentó que la demanda de pollos en invierno es menor. «Desde mayo hasta septiembre es cunado mas se vende», señaló Cantón. La protesta se radicaliza Por otra parte, UPA y PAE han amenazado con radicalizar sus actuaciones si «la patronal de las empresas integradoras sigue negándose a negociar y llegar a un acuerdo para normalizar las relaciones con los granjeros de pollos a través de un contrato tipo homologado, como se dan en otros sectores de producción». Además, el sindicato agrario ha exigido al Ministerio de Interior que cesen las actuaciones de la Guardia Civil, ya que UPA considera que está ayudando a la patronal en el transporte de pollos. En la provincia leonesa, los responsables de Ugal-UPA indicaron que el comportamiento de la Guardia Civil ha sido ejemplar.

La huelga en las granjas de pollos no está afectando a los consumidores
Comentarios