martes 21/9/21
La Vega de Almanza

Las humedades y las goteras se adueñan de una iglesia en ruinas

Los vecinos escuchan misa al fondo del templo ante el lamentable estado del inmueble
El agua se filtra dentro del templo y hay ventanas cuyos cristales se caen al estar la madera podrida. Desde el exterior se aprecia el abandono de la iglesia. CAMPOS
El agua se filtra dentro del templo y hay ventanas cuyos cristales se caen al estar la madera podrida. Desde el exterior se aprecia el abandono de la iglesia. CAMPOS

La iglesia de Santa María Magdalena en La Vega de Almanza ha sido sometida a varios arreglos con una inversión de 4.200 euros que sirvió para arreglar el tejado de subida al campanario y revocar su estructura exterior. Con estos fondos, asumidos a partes iguales entre la junta vecinal de La Vega de Almanza y el Obispado, también se ha arreglado la zona que está debajo del campanario, que estaba aplastando la bóveda con la colocación de las tejas-

A pesar de estos pequeños arreglos la iglesia se encuentra en un muy mal estado tal y como denuncia Fidel Alonso, vecino de la localidad, que lleva años reclamando un arreglo del templo. Señala que hay dinero en el pueblo para poder acometer el arreglo integral de la iglesia. «Creo que tenemos el mismo derecho que el resto de los pueblos del municipio a disponer de una iglesia arreglada y en condiciones de usarse sin que sea un riesgo para los feligreses que asistimos a misa», aduce Alonso, quien añade que muchos vecinos tuvieron que poner dinero para que no les cortaran la luz. «El año pasado tuve que subirme al tejado y cambiar una veintena de tejas rotas», señala este vecino, que tiene en sus desvelos el cuidado del templo.

La estructura presenta actuamente innumerables goteras y humedades, especialmente en la cúpula que se encuentra sobre el altar y el retablo. Muchas de las ventanas de madera se han podrido y ha hecho que se caigan los cristales. «Esto hace que cuando llueve entre el agua al interior de la iglesia. Algunas ventanas ya ni cierran», afirma. Las humedades están también en la sacristía. Es tan lamentable el estado en que se encuentra el templo que «la gente nos ponemos en la parte trasera de la iglesia cuando se ofician las misas. Solo se pone delante el cura. Me canso de insistir que hay que arreglar el tejado para solucionar las goteras y humedades».

Recuerda que La Vega de Almanza fue Ayuntamiento y desde que se unió a Almanza el pueblo ha sufrido un declive constante que se pone de manifiesto en el estado en que se encuentra la iglesia que «ya es una ruina».

Fidel Alonso asegura que seguirá luchando y «dando guerra» para evitar que la iglesia se caiga.


Fidel Alonso señala las humedades que hay en la cúpula principal sobre el altar de la iglesia. CAMPOS

Las humedades y las goteras se adueñan de una iglesia en ruinas