martes 11/5/21

Imputados ocho empresarios de gestión de residuos por usar vertederos ilegales

El Seprona detectó que depositaban la carga en varios puntos de Astorga y el Bierzo.
Una de las zonas localizadas por el Seprona en la que las empresas vertían ilegalmente.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de León (Seprona) ha imputado en las últimas semanas a ocho personas, cinco de ellas vecinas de Ponferrada y las otras tres de Astorga, por presuntos delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente. Todos los sospechosos, cuyas edades oscilan entre los 36 y los 66 años de edad, son responsables de cuatro empresas relacionadas con el transporte y la gestión de residuos, tres en Astorga y una en Ponferrada, que se dedicaban a verter su carga de manera ilegal en diversos puntos localizados por los agentes tanto en la zona de Maragatería como en el Bierzo.

Esta investigación se ha llevado a cabo en el marco de la quinta fase de la Operación Reciclaje llevada a cabo este último año por el Seprona. En este tiempo, los agentes de la Comandancia de León ha realizado otras cuatro operaciones por delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente con un total de 22 detenidos e imputados y más de 50.000 toneladas de residuos vertidos irregularmente.

Dentro del control que como consecuencia de la puesta en marcha de esta operación se está realizando a las empresas generadoras, transportistas y gestoras de recursos que operan en la provincia de León el Seprona observó un grave incumplimiento de la normativa medioambiental, comprobando como empresas en las que su principal actividad mercantil gira en torno al transporte o tratamiento de residuos, vierten los mismos de manera incontrolada e irregular, evitando con ello los costes que genera el llevarlos a un centro de tratamiento autorizado.

En las investigaciones se comprobó que el modus operandi utilizado por la empresa de Ponferrada consistía en retirar los contenedores de residuos e, incumpliendo su obligación de entregarlos a un gestor autorizado, los vertía en un vaciado de obra, para posteriormente cubrir los mismos con tierra vegetal. Se estima que se han enterrado unos 3.600 metros cúbicos de residuos vertidos sin ningún tipo de control previo de separación de materiales, mezclados incluso con otro tipo de residuos que tienen un tipo de gestión específica con el consiguiente perjuicio y riesgo para el medio ambiente.

Las otras tres empresas, que ejercían su actividad en Maragatería, también estaban dedicadas al transporte y la gestión de residuos, aunque en su caso entregaban en planta una mínima cantidad para justificar su actividad, gestionando el resto de manera ilegal.

Los imputados y las diligencias instruidas, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de los de Ponferrada y del Juzgado de Guardia de Astorga respectivamente.

Imputados ocho empresarios de gestión de residuos por usar vertederos ilegales
Comentarios