jueves 23/9/21
Operación Opson de la Guardia Civil y Europol

VÍDEO | Incautadas 25.000 botellas en tres bodegas por presunto fraude alimentario

El Equipo del Seprona de la Guardia Civil ha intervenido más de 25.000 botellas de vino en tres bodegas de la zona del Bierzo dentro de la operación Opson, coordinada con Europol e Interpol, dentro de una operación internacional que investiga fraude alimentario. En León se investiga a tres empresas bodegueras que se dedicaban al embotellado y etiquetado fraudulento de vinos con denominaciones de origen o indicaciones geográficas protegidas, que se comercializaban a un precio bajo en comparación con otras marcas comerciales que utilizan la misma cantidad de uva. 

Las diligencias policiales se instruyen por los supuestos de utilización ilegítima de DOP e IGP, así como por fraude, falsedad y estafa continuada.

En la operación se investiga a 120 personas en 16 operaciones contra el fraude alimentario, y se han incautado más de 600 toneladas de semillas y plantas, así como 116.000 libros de bebidas espirituosas. Este año la operación se ha centrado en el vino y las bebidas alcohólicas, así como en la miel, carne ce caballo para el consumo humano y productos de apicultura. El fraude en el conjunto de Europa alcanza casi los 54 millones de euros. 

Inspecciones

Se han realizado cerca de 2.300 controles e inspecciones en centros de distribución, almacenes, superficies comerciales, medios de transporte, contenedores y depósitos fiscales, puertos y aeropuertos y se han detectado más de 1.612 infracciones administrativas y penales, con 68 personas detenidas y 52 investigadas.

Durante la operación, que abarcó desde el 1 de diciembre de 2020 hasta el 30 de abril de 2021, la Guardia Civil ha intensificado la vigilancia sobre la amenaza relevante que supone el fraude agroalimentario y en la que se destaca la elaboración y distribución de productos falsificados o de baja calidad, que influye directamente en el mercado de los consumidores, según resalta el cuerpo.

Los investigadores han detectado varios modus operandi, como la falsificación de documentos para la importación de alcoholes adulterados o de efectos timbrados o precintos de los propios envases.

En el caso de la carne equina, se ha constatado la falsificación de la documentación de los caballos que les habilita para el consumo humano.

Mientras, en el azafrán se ha observado la adulteración del producto original con sustancias colorantes no permitidas para aumentar el beneficio económico.

En la décima edición de la operación OPSON han participado autoridades policiales de 72 países, 26 de los cuales eran estados miembros de la Unión Europea, que han realizado alrededor de 68.000 controles, con 663 detenciones a nivel europeo.

Según se ha podido cuantificar, el fraude económico detectado asciende a unos 53,8 millones de euros, con un total de 15.451 toneladas de alimentos incautados.

Entre las actuaciones mas destacadas en España destaca la llevada a cabo por la Guardia Civil de Pontevedra en coordinación con la Guardia Nacional Republicana de Portugal, que desarticularon la mayor red internacional dedicada al comercio de bivalvos no aptos para el consumo humano.

Una operación que culminó con la detención de ocho personas, siete sociedades mercantiles investigadas y la incautación de 120.000 euros, 25 vehículos y 12 embarcaciones.

En La Rioja, en una actuación conjunta de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria se investigó a una organización criminal dedicada principalmente a la falsificación de efectos timbrados que importaban de China.

Además, se realizaron actuaciones en La Rioja, Jaén y Ciudad Real y se interviniendo cerca de 300.000 botellas, 171.200 precintas fiscales falsificadas, 47.660 litros de whisky y 9.550 de litros de alcohol para la elaboración del producto fraudulento.

Dicha operación culminó con un total de 14 personas detenidas o investigadas.

También el equipo de Seprona, pero esta vez el de la Comandancia de Barcelona, actuó contra una organización criminal dedicada a la comercialización de carne equina no apta para el consumo humano.

Para introducir la carne de los animales en la cadena alimentaria usaban documentación identificativa de equinos supuestamente falsificada.

Un total de 33 detenidos y 2 investigados por delitos contra la salud pública, intrusismo profesional, delito de falsedad documental y otro de pertenencia a organización criminal fue el resultado final de las pesquisas.

La Guardia Civil explica que ha colaborado con diferentes entidades y organismos del ámbito público y privado, tanto a nivel nacional como autonómico, y subraya la estrecha colaboración con el Ministerio de Agricultura, que ha participado en las inspecciones realizadas y en labores de formación para los agentes. 

VÍDEO | Incautadas 25.000 botellas en tres bodegas por presunto fraude alimentario
Comentarios