viernes. 03.02.2023
Nistal de la vega

Un incendio calcina una vivienda sin seguro y destruye un molino habitado

Las llamas obligan a desalojar a tres ancianos que se han quedado sin casa.
El tejado se desplomó sobre la cocina del molino.

Incredulidad y tristeza eran los sentimientos más extendidos ayer entre los vecinos de Nistal de la Vega. Un incendio en un inmueble situado en la travesía del Río número 12 sorprendió a los habitantes de la casa, tres ancianos, un matrimonio formado por Antonio Fuertes Prieto de 69 años de edad y por María del Carmen Oria de 73 que vivían junto a Adelina Oria de 69 años y hermana de la propietaria de la vivienda. Fue la más mayor de los tres la que descubrió las llamas en el tejado de la casa y la que dio la voz de alarma pasadas las doce de la noche del jueves, aunque ayer a medio día una nube de humo aún cubría este punto. Las llamas comenzaron en la parte superior de esta vivienda de dos plantas que carece de seguro y, las primeras hipótesis señalan a que fue una mala combustión de la chimenea la causante del fuego. Un molino restaurado, que se utilizaba como segunda vivienda por otros vecinos del pueblo, también se vio afectado por las llamas que han dejado inhabitable ambos inmuebles. Una vecina avisó a los Bomberos de León y de Astorga que se personaron en el lugar de los hechos sobre la 1.15 horas y tardaron cerca de cuatro horas en extinguir las llamas.

Antonio Prieto, uno de los ancianos afectados, tuvo que ser trasladado al centro médico de Astorga donde fue atendido por un ataque de ansiedad tras el suceso. Los Bomberos confirmaron que cuando llegaron a la vivienda las llamas habían devorado el tejado que ya se estaba desplomado sobre la primera planta. La colaboración ciudadana fue fundamental para sofocar el incendio, pues cerca de cien vecinos se acercaron para colaborar en las tareas de extinción. Esta actuación volvió a repetirse a las 12.00 horas cuando el humo que salía del molino alertó a los vecinos que cargaron las mangueras para evitar que se reavivara el incendio. Prieto confirmó que únicamente pudo rescatar la cartilla del banco y que tuvieron que abandonar la vivienda «con lo puesto, lo hemos perdido todo», lamentó.

A pesar de la tragedia los vecinos se han volcado con estos tres ancianos ofreciéndoles cobijo y apoyo para hacer la situación más fácil.

Un incendio calcina una vivienda sin seguro y destruye un molino habitado
Comentarios