jueves 6/8/20
Las consecuencias del temporal

Las inundaciones dejarán en León «grandes pérdidas» en el maíz y la remolacha

La Junta evalúa la situación en toda la provincia tras las lluvias para estudiar «si hay que pedir una declaración» de zona catastrófica
El agua se mezcla con el asfalto y las parcelas entre Cabreros del Río y Villalobar. MEDINA
El agua se mezcla con el asfalto y las parcelas entre Cabreros del Río y Villalobar. MEDINA

El secretario general de Ugal-UPA, Matías Llorente, aseguró que aunque aún es prematuro para poder cuantificar los daños provocados por las inundaciones de campos de cultivo durante toda la última semana, serán «muy importantes», sobre todo en el maíz, pero también en la remolacha. Principalmente en toda la vega del Esla, donde hay inmensas masas de fincas que aún continúan anegadas. Además, según señaló, será prácticamente imposible poder sembrar el cereal, ya que en muchas parcelas no se podrá entrar en un mes.

Ante el anuncio realizado ayer por el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, de estudiar la posibilidad de pedir al Estado una declaración de zona catastrófica para los lugares más afectados, Llorente afirmó que «es muy difícil hacer una valoración de las pérdidas todavía», ya que habrá que esperar a ver si los maíces que aún no se han cosechado aguantan y no se vienen al suelo o se caen las mazorcas si hace viento en las próximas semanas. En este sentido aseguró que estos siniestros están, en el caso del maíz, cubiertos por los seguros agrarios, «pero con un 20% de franquicia; así que para poder cobrar algo tienen que tener daños superiores a ese 20%. Si no, los seguros no pagarán nada. Esta es la situación que tenemos».

Respecto a la remolacha, el dirigente de Ugal-UPA también mostró la incertidumbre que vive el sector ya que la mayor parte del producto está aún en las fincas «y no sabemos si va a aguantar tanta humedad o si se va a pudrir».

A todo ello hay que añadir, según informó, que hasta dentro de al menos un mes no se podrá entrar en la mayoría de las parcelas lo que hará prácticamente imposible realizar la siembra de cereal como trigo o cebada en las zonas de regadío.

«Se tardará en saber cuáles son los daños exactos provocados por las inundaciones, pero serán muy importantes», concluyó.

Por su parte, laa organización agraria Asaja León pidió ayer a la Diputación Provincial y a la Junta de Castilla y León que articulen «medidas excepcionales» para la reparación de los caminos rurales, después de que el temporal de lluvias y las inundaciones por desbordamiento de ríos y arroyos haya causado «importantes daños en infraestructuras agrarias que requieren la urgente reparación por parte de los titulares de las mismas».

Según Asaja, «los daños más importantes en infraestructuras se han producido en caminos rurales, propiedad de los ayuntamientos», por lo que para su reparación pidió un apoyo «específico y coordinado» a la Junta de Castilla y León y a la Diputación de León, por entender que son las entidades más próximas y con las competencias más claras en esta materia.

Por otra parte, consideraron que el Estado, a través de la Confederación Hidrográfica del Duero, «debe de actuar con urgencia para reparar daños en ríos, cauces y puentes, al margen de las actuaciones siempre olvidadas de limpieza de estas conducciones naturales de agua» así como «ayudar económicamente a las comunidades de regantes, y particularmente a las que tienen menos medios económicos, a reparar canales, acequias y presas dañadas por las riadas».

Las inundaciones dejarán en León «grandes pérdidas» en el maíz y la remolacha