sábado 22/1/22
                      A parte de no cumplir con las dimensiones mínimas, muchos tienen además problemas de drenaje e impermeabilización. CAMPOS
A parte de no cumplir con las dimensiones mínimas, muchos tienen además problemas de drenaje e impermeabilización. CAMPOS

La Dirección General de Carreteras acaba da sacar a licitación por más de 5,3 millones de euros, con cargo a los fondos Next Generation de la Unión Europea, el arreglo y adecuación de varios túneles emblemáticos de la provincia de León.

El objeto de este proyecto, que se espera que comience a ejecutarse en mayo de 2022, es el de adecuar al Real Decreto 635/2006 de los túneles de El Tueiro, entre Villamanín y Villasimpliz, La Gotera, entre La Vid de Gordón y Villasimpliz, Santa Lucía, La Pola de Gordón 1, Presa de Riaño, La Remolina y Riaño, para que cumplan con la normativa vigente en términos de equipamientos e instalaciones de seguridad.

Tras un análisis pormenorizado de estas infraestructuras, el informe previo concluye la necesidad de acometer obras de impermeabilización y drenaje, auscultación, iluminación de emergencia y seguridad, extinción de incendios, señalización, balizamiento y defensas en los túneles del Tueiro y La Gotera, Santa Lucía, y mejorar los firmes de la Pola de Gordón 1 y Presa de Riaño, además de acometer la mejora de su auscultación, señalización, balizamiento y defensas.

Lo mismo ocurre con el túnel de la Remolina y Riaño, donde se mejorarán sus firmes, impermeabilización y drenaje, auscultación, señalización, balizamiento y defensas.

La actual normativa sobre los requisitos mínimos de seguridad de los túneles de las carreteras del Estado fija los criterios a seguir para aplicar en estas infraestructuras las condiciones y requisitos mínimos que se exigen actualmente. En el caso de tratarse de túneles en servicio, el Rea Decreto obliga a adecuar las instalaciones actuales antes de que concluya 2022, por lo que las obras deberá ejecutarse cuanto antes.

Dimensiones mínimas

Ninguno de estos siete túneles cumple con las dimensiones mínimas, tanto de altura como de anchura que marca la ley. Es lo que se denomina gálibo, que en todas estas infraestructuras es inferior a los cinco metros que marca la actual normativa.os túneles de carretera son elementos que por sus singulares características dentro de la red viaria merecen una atención especial. No es porque en ellos se produzcan más accidentes que en otros puntos del trazado de las carreteras, sino porque cualquier incidencia grave que les afecte puede provocar alarma social, dadas las circunstancias concurrentes y específicas del lugar en que se produce, las dificultades de rescate o evacuación, el dramatismo provocado por el confinamiento o el trastorno que para el sistema de transportes puede suponer el cierre temporal de un tramo viario, en ocasiones con alternativas difíciles o inexistentes.

Inversión de 5,3 M€ para adaptar a la normativa siete túneles de León
Comentarios