martes 17/5/22

La Guardia Civil de León ha investigado a un hombre de 38 años como presunto autor de un delito de defraudación de fluido eléctrico, al tener una conexión con enganche directo a una vivienda ubicada en las proximidades de la localidad de Lorenzana sin contrato de suministro.

Los hechos que iniciaron esta investigación tuvieron lugar cuando uno de los componentes de la patrulla del Seprona de Pola de Gordón, que se encontraba de servicio cerca de la localidad de Lorenzana, al intentar acceder a una finca para efectuar unas comprobaciones sobre un pequeño incendio, sufrió dos descargas eléctricas consecutivas que le tiraron al suelo.

Una vez recuperado y examinado el lugar, los agentes descubrieron unos cables semienterrados de color negro que descendían de un poste de la luz cercano sin poder precisar su destino.

A raíz de este suceso, la Guardia Civil del Puesto de La Robla se hizo cargo de las indagaciones policiales con el objetivo de localizar la trayectoria de los cables, dando como resultado que el destino final de los mismos era un domicilio particular.

Según el comunicado de la Subdelegación del Gobierno, se hicieron las comprobaciones pertinentes, y verificado este dato por un inspector de la empresa eléctrica, el técnico confirmó que efectivamente, la existencia de un enganche ilegal al domicilio.

Ante esta situación, la Guardia Civil instruye las correspondientes diligencias por delito de defraudación eléctrica, que fueron puestas junto con la persona investigada, a disposición del Juzgado de Instrucción 4 de León.

Investigada una persona por un delito de fraude del fluido eléctrico en Lorenzana
Comentarios