jueves. 02.02.2023
                      Terrenos donde estaba prevista la construcción del Parador de Villablino. ARAUJO
Terrenos donde estaba prevista la construcción del Parador de Villablino. ARAUJO

Los grupos políticos de Izquierda Unida y Podemos de Laciana acudirán a las instancias superiores de los partidos que representan para valorar qué medidas se pueden llevar a cabo para "pelear por el Parador de Turismo», ya que no aceptan las «migajas» que ofrece la empresa pública responsable del proyecto del Parador de Turismo de Villablino, Turespaña, correspondiendo a 544.000 euros. «Es inaceptable que nos compensen de un modo que no merece Laciana», matizó, a la vez que recordó que «no es válido la fórmula de privar a la ciudadanía de un servicio o compromiso adquirido y renunciar a cualquier servicio por dinero y presentarlo a la población es indigno».

Por su parte, la portavoz de Podemos Laciana, Silvia Mozo, hizo un recorrido por la hemeroteca desde que se anunció el proyecto del Parador en el año 2004 «fue un compromiso formal» hasta el año 2022 cuando el alcalde de Villablino, Mario Rivas anunció la compensación económica y la reversión de los terrenos que realizaba Turespaña «nos ofrecen este dinero cuando se llegó a hablar de 18 millones de euros» de los cuales 15 eran para la construcción del inmueble y el resto para la puesta en funcionamiento. Si bien destacó que desde hace unos meses ya se sabía la compensación económica y «ahora a tres meses antes de las elecciones se quiere resolver este tema, algo que no puede ser a carreras».

Tanto Mozo como Rubio no ven con «buenos ojos» que se estén gastando 4.000 euros de las arcas municipales para la votación popular sobre el parador, que no es vinculante ni perceptiva, «si la respuesta que los lacianiegos den, no puede ser decisiva, no tiene sentido gastarse ese dinero» matizó Rubio, a la vez que Mozo señaló que el proceso «no está claro» y le gustaría conocer cuales son las proporciones de un resultado significativo así como el tratamiento de los datos y comprobar como ese proceso es «totalmente limpio», a la vez que calificó este gasto como «estúpido» con la situación económica que tiene el ayuntamiento.

Para finalizar, estos grupos políticos pidieron disculpas y alegaron que fue un «error de trascripción de datos» al afirmar que se aprobó el pasado mes de junio una moción encaminada al parador, matizando que fue en el año 2017 cuando la corporación municipal aprobó pedir la reversión de los terrenos. Si bien, el año pasado desde Izquierda Unida solicitaron un pleno extraordinario para hablar sobre la reversión de los terrenos y la indemnización que Turespaña ofrecía, tras el anuncio del alcalde sobre este aspecto al resto de la corporación y fue el regidor lacianiego quien decidió no otorgar ese permiso y no celebrarlo.

Los grupos políticos de Izquierda Unida y Podemos de Laciana acudirán a las instancias superiores de los partidos que representan para valorar qué medidas se pueden llevar a cabo para «pelear por el Parador de

Izquierda Unida y Podemos de Laciana no quieren «las migajas» de Turespaña
Comentarios