miércoles 14/4/21
UN AVENTURERO SIN REPOSO

Jesús Calleja baja a la mina en Laciana

Conoció en el antiguo Grupo Lumajo la factoría donde se hace hace la cerveza 1270 y bajó al tajo donde se elaborará la cerveza minera más especial

La vieja mina del Grupo Lumajo es una metáfora de lo que es (o de lo que quiere ser) Laciana actualmente. Una explotación minera cerrada hace años que un grupo de promotores ha devuelto nuevamente a la vida para convertirla en la fábrica donde se hace la cerveza 1270, la cerveza minera del valle de Laciana. Pasado cercano y presente por venir. Y también por escribir. Todo eso conoció esta mañana el televisivo Jesús Calleja, que estuvo en Lumajo con su equipo de grabación buscando localizaciones especiales para su programa de 'Volando voy' que está haciendo sobre el valle de Laciana. Una tierra con pasado carbonero, con presente nublado por el cierre abrupto de toda la minería y con un futuro por inventar.  

El día amaneció gris y lluvioso para recibir a Calleja y a su equipo. Conocían de antes el proyecto que impulsa el empresario lacianiego radicado en Panamá, Juan José Villanueva, pero lo que vieron esta mañana les sorprendió gratamente. "Al entrar en la fábrica se llevaron una sorpresa increíble al verla ya en funcionamiento y también cuando bajaron por la galería hacia el interior de la mina, donde vamos a elaborar nuestra cerveza más especial. Estaban todos maravillados", comentó Villanueva sobre la experiencia con el equipo de Calleja. Descendieron unos 150 metros hacia las profundidades para grabar parte del futuro programa.

Esa cerveza que madurará en el interior de la mina será el producto más genuino del catálogo de 1270. Será una cerveza especial de la que se pondrán en el mercado únicamente al año 2.000 botellas. En su elaboración se empleará agua de nieve y las viejas galerías de la mina de Lumajo acabarán por definir el producto final. Las primeras nieves que caigan en los picos de la zona a más de 2.000 metros de altura (Lumajo ya está a una altitud de 1.400) se llevarán a la fábrica y con su agua una vez derretida y unas maltas especiales de altísima calidad se fabricará una cerveza artesana. Se embarrilará en viejos barriles de ron y se bajará a la mina, a galerías situadas a doscientos metros de profundidad, donde permanecerá madurando entre seis y dieciocho meses. Esas 2.000 botellas de 75 centilitros serán la joya de la corona. 

"Sois unos locos maravillosos"

El aventurero leonés conoció a todo el personal de la fábrica y se interesó por este proyecto que nace como una alternativa a la desaparición del carbón. Cuando terminaron de explicárselo su reacción fue directa: sonrió y les dijo: "Sois unos locos maravillosos".  Lo cierto es que le encantó la idea y la filosofía que la alienta: ayudar poner de nuevo en movimiento un valle paralizado por el fin de la industria carbonera. "Esa implicación con la tierra", le gustó mucho, comentó Villanueva.

Con él estuvieron bastante tiempo en el interior de la galería. Curiosamente fue la única mina que pudo visitar en su estancia en Laciana para preparar un nuevo programa de 'Volando voy'. Hablaron del valle de Laciana de lo que fue, de la fractura terrible que ha producido el fin del carbón y la desaparición de una empresa gigantesca como fue la MSP, que daba empleo a casi toda la gente que vivía desde Laciana hasta Ponferrada.

Carbón y cerveza de regalo

 Como buenos anfitriones, los promotores de la 1270 quisieron agasajar a Calleja y a su equipo dándoles a probar la 1270. Miembros de su equipo la probaron y les gustó mucho por los cumplidos con que agradecieron el regalo.

A Jesús Calleja también le regalaron la  primera botella que se embotelló del primer lote que va a salir de Lumajo. Iba acompañada de una piedra de carbón tallada con el logo de la cerveza en madera. Era  una de las últimas piedras de carbón que salió del grupo Lumajo, regalo de un emprendedor y artista de la zona, Luis Vidal. 

 

Mercedes Milá lo tiene claro: "¡Esta cerveza está cojonuda!"

Quien también visitó la factoría de Lumajo fue la periodista Mercedes Milá,después de participar en la ruta cicloturista que organizó Jesús Calleja con salida y llegada en Villablino. El ejercicio siempre da sed y la cerveza es sana. Se tomó dos vasos y exclamó: "¡Esta cerveza está cojonuda!".

Jesús Calleja baja a la mina en Laciana
Comentarios