miércoles 19/1/22

La juez Patricia Naves Seijo ha reabierto la causa por la denuncia de uno de los propietarios del polígono 6 de Villablino contra Jonathan González, cuñado del alcalde de la localidad, por las «maquinaciones» de éste «con ayuda de otros intervinientes». En la denuncia, la acusación asegura la urdimbre «de un plan con toda una suerte de expedientes de dominio (...) e inventarse dos títulos públicos para poder acceder al registro al concoer que las fincas no se encontraban inscritas en el mismo con el fin último de desposeer de las mismas a sus legítimos dueños, atribuyéndose su propiedad registral en una clara maniobra delictiva». La denuncia defiende que los hechos revisten los caracteres de varios delitos de falsedad documental y estafa inmobiliaria.

Hay que recordar que esta denuncia fue archivada por la juez titular de Villablino y ha sido reabierta el pasado jueves —11 de noviembre— después de que el abogado de la acusación recurriera a la Audiencia Provincial y a la Fiscalía. Así, en las diligencias previas se pide la declaración del denunciado, Jonathan González, el próximo 3 de diciembre.

Querella criminal

El abogado de Arturo González Barbón, suegro del alcalde, ha anunciado la presentación de una querella criminal por los delitos de «injurias y calumnias» contra los «autores de las mismas a través de Diario de León». según anuncia en un burofax enviado el 11 de noviembre.

El demandante destaca en la denuncia que en la década de los años 80 y 90 15 parcelas en un paraje de Sosas de Laciana denominado Quiñones del Rey y Val de Abedul pertenecientes al ayuntamiento de Villablino con el objeto de hacer un campo de tiro al plato deportivo. Explica asimismo que Jonathan González y su padre, Arturo González, «contactaron con el denunciante con el fin de alquilar las fincas o comprarlas, manifestando éste que no tenía intención de realizar ninguna de las dos cosas». «Meses después, uno de los co-propietarios observó al denunciado realizando el cerramiento de varias parcelas mencionadas en la denuncia, ante lo cual le advirtió de que estaba cercando una finca ajena, pues era propiedad del mismo y de varias personas más, contestándole el denunciado que las fincas estaban compradas, registradas y, que si tenía algún problema, acudiera al Juzgado».

El denunciante se refiere a las parcelas 2415, 2419 y 2420 del polígono 6, registradas a nombre de Jonathan González. Subraya que la 2415 se adquirió en base a un «supuesto contrato privado de compra venta, que considera «manifiestamente falso» y que se realizó «en plena pandemia y confinamiento domiciliario, sin que le conste a esta parte y sin que figure en la inscripción registral, quién es/son el vendedor/es y en base a qué título dicho vendedor era propietario de la finca transmitida».

En cuanto a las parcelas 1.419 y 1.420 del polígono 6 «sorprendentemente la adquiera el denunciado a sus propios padres Arturo González barbón y Emilia Álvarez Arias, que a su vez la adquirieron con fecha 30/04/2019 mediante escritura pública celebrada ante la Notario de Villablino a Rubén Rivas, hermano del alcalde, que se desconoce en base a qué título era este señor propietario de una parcela cuyos legítimos dueños vendieron en su día a mi mandante y 21 personas más en copropiedad».

La juez abre diligencias por la denuncia contra el cuñado del alcalde de Villablino
Comentarios