domingo 25.08.2019

El juez admite el recurso contra el traslado de las balas al CTR

El Órbigo y la Cepeda lamentan que se levante la medida cuatelar.

La polémica por las balas de basura sigue viva. El Juzgado de lo Contencioso número 3 de León ha admitido a trámite el recurso judicial interpuesto por las mancomunidades del Órbigo y La Cepeda contra el traslado de los fardos de la Finca El Busto, en Santa María del Páramo, al Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de San Román de la Vega. El magistrado otorga, así, validez al intento de las dos entidades de demostrar «las irregularidades y los riesgos» que supone para los habitantes del entorno del CTR.

El acto impugnado por los once municipios que forman las dos mancomunidades se refiere a la aprobación del acuerdo de la asamblea de Gersul y de la UTE Legio VII, que gestiona la planta, por el cual el pasado mes de julio se dio el visto bueno al traslado.

No obstante, desde el frente opositor lamentan que «este impulso judicial llegue después de que, en otro procedimiento, el Juzgado haya levantado la medida cautelar que paralizó el descontrolado envío de basuras», apuntó su portavoz, Joaquín Llamas.

Los municipios del Órbigo y La Cepeda argumentaron en el recurso ahora admitido, y que se presentó junto con la solicitud de las medidas cautelares, que «el vertido incumple la normativa medioambiental, así como la autorización otorgada por la Junta en 2007, que prohíbe el vertido directo de residuos, sin separación ni tratamiento previo». Además, justificaron ante el juez que «la basura se acumula a cota muy superior a la que se recoge en los planos de la planta».

El acuerdo también ha sido objeto de alegación ante el propio consorcio de gestión de residuos de la provincia, que aún no se ha pronunciado, por lo que los ayuntamientos consideran que «la ordenanza que escondía una autorización expresa del vertido en el CTR no está en vigor, otro motivo por el que se podría estar incurriendo en una ilegalidad».

El juez admite el recurso contra el traslado de las balas al CTR