martes 17/5/22

La Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, dependiente de la Junta y propietaria del Pozo María, aseguró ayer que no se permite el acceso a las instalaciones interiores del Pozo María por sus «condiciones de peligrosidad» y así se lo trasladó al Ayuntamiento de Villablino. Fuentes de la fundación señaladon que ha aceptado las «disculpas» que ha pedido el Ayuntamiento de Villablino por permitir que un grupo de escolares de Educación Primaria accediera a las instalaciones de la mina de la mano del concejal de Cultura y Deporte, José Luis Saavedra, pero han advertido al consistorio de que existe un protocolo para solicitar el acceso a estas instalaciones mineras, y que el permiso se puede conceder para entrar en el recinto exterior y en ningún caso para el interior. «Cuando nos lo pidan, les daremos el permiso, como venimos haciendo hasta ahora», han declarado dichas fuentes, que han hecho hincapié en que la autorización «siempre será para el recinto exterior y no para las instalaciones auxiliares, mientras estas se encuentren en las condiciones de peligrosidad que presentan actualmente»

Por su parte, el alcalde de Villablino, Mario Rivas, afirmó ayer que el Ayuntamiento «no ha organizado nada de esto» y que es «una actividad promovida por un colegio». El grupo de una veintena de alumnos de 5º y 6º de Primaria del colegio Generación del 27 de Villablino que accedió ayer a las instalaciones del Pozo María en compañía del citado edil estaba participando en una actividad relacionada con la conmemoración del 30 aniversario de la Marcha Negra.

Precisamente, la Dirección Provincial de Educación también se dirigió ayer al centro educativo y reclamó al inspector de la zona que elabore un informe para recibir una explicación sobre lo sucedido. Según señalaron ayer fuentes de la Delegación Territorial de la Junta, los responsables del colegio han explicado que no estaba planificada la entrada en la mina dentro de la actividad prevista y que, al tener acceso al recinto minero través del citado concejal, supusieron que no habría ningún problema. Además, han asegurado a la inspección que tanto los docentes como los padres estuvieron pendientes durante la visita de tener vigilados a los menores. Finalmente, por parte de la Dirección Provincial de Educación se ha advertido a la dirección del centro de que este tipo de actividades deben tener los permisos pertinentes en regla y que debería haber pedido autorización para realizar la actividad.

La Junta advierte de que no se puede entrar al Pozo María por su peligrosidad
Comentarios