sábado 4/12/21

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, reclamó ayer a la Confederación Hidrográfica del Duero que no limite la plantación de chopos en la Cuenca del Duero y anunció que la Junta de Castilla y León alegará contra esta medida que supondrá la pérdida de 5.000 hectáreas en la comunidad.

«Nos parece una decisión que no es justa ni adecuada», manifestó el consejero en respuesta a preguntas de los periodistas en Saldaña (Palencia) durante la firma de tres convenios para la modernización de los regadíos en la provincia de Palencia.

El consejero de Agricultura afirmó que la Junta de Castilla y León incluirá en las alegaciones al nuevo Plan Hidrológico una alegación relativa a este extremo, para que se puedan seguir plantando esas 5.000 hectáreas de chopos.

Además, Carnero remarcó que el nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Duero «no gusta» a la Junta de Castilla y León, tanto por lo referente a los chopos como por otros muchos motivos y que por ello se está trabajando en las alegaciones que presentará la administración autonómica.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Palencia, Ángel Miguel, trasladó el interés de la Confederación Hidrográfica del Duero en negociar una postura unánime y común a todas las cuencas y ha asegurado que «la negociación está en el aire».

«La presidenta de la CHD me ha trasladado que es consciente de las reivindicaciones de los propietarios de las choperas», afirmó el subdelegado.

Para reflejar la repercusión que puede tener el nuevo plan en localidades como Saldaña, su alcalde, Adolfo Palacios, señaló que el ayuntamiento dejará de ingresar 80.000 euros anuales. «Espero en que todos los pasos que se están dando para frenar el plan hidrológico y que no nos afecte», confió Palacios.

La Junta anuncia alegaciones para salvar las 5.000 hectáreas de choperas amenazadas
Comentarios