martes 26/10/21
Medio ambiente

La Junta diseña un mapa para proteger las aves agroesteparias de las energías renovables

La consejería de Fomento y Medio Ambiente reconoce que existe «especulación» en algunas tierras de secano
mapa

La Junta de Castilla y León ha presentado el primero de una serie de mapas de sensibilidad ambiental, en el que prioriza la avifauna agroesteparia por la grave situación de amenaza de este conjunto de especies, y avanza en una planificación vinculante de las energías renovables respetuosa con la biodiversidad.

Ante el aumento del número de proyectos de energías renovables presentados en la Comunidad Autónoma, al objeto de cumplir con los objetivos climáticos previstos en el Plan Integrado Nacional de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 de España, la Junta cree «imprescindible» activar todas las herramientas posibles para que el necesario desarrollo de las energías limpias se haga, en Castilla y León, de manera «ordenada, ágil y compatible» con la conservación de la biodiversidad. La planificación o zonificación territorial, basada en mapas de sensibilidad ambiental, constituye una de las herramientas más útiles para asegurar que los proyectos se orienten hacia ubicaciones con el menor impacto ambiental posible. En la Comunidad de Castilla y León, resulta urgente poner en marcha una herramienta de estas características en relación con los proyectos de energía solar fotovoltaica y su potencial incidencia sobre el estado de conservación del grupo de las aves agroesteparias, que se encuentran ya en una grave situación de amenaza que ha empeorado durante los últimos años.

«Urgente»

La Junta estima necesario diseñar estos mapas ante la proliferación de proyectos de renovables

De acuerdo con las previsiones del PNIEC 2021-2030 se ha establecido como objetivo la instalación para el año 2030 de 39.181 megavatios (MW) de potencia de generación eléctrica tipo solar fotovoltaica en España, de los cuales 10.210 MW se encuentran ya instalados. Teniendo en cuenta que los rendimientos actuales de superficie por MW son de unas 2,3 hectáreas, y realizando una distribución proporcional de la superficie agraria de secano potencial para el desarrollo de este tipo de proyectos tanto en España como en Castilla y León, se obtiene que la ocupación potencial de suelo agrícola de secano en la comunidad autónoma, por parte de nuevas instalaciones de energía solar fotovoltaica en los próximos nueve años, representaría únicamente el 0,48% de la superficie agraria de Castilla y León, pudiéndose añadir en este período un porcentaje residual de superficie destinada a producción de energía solar termoeléctrica o para autoabastecimiento en campo. Las estimaciones de ocupación de suelo agrícola realizadas desde la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) para Castilla y León resultan todavía menores, con una previsión de ocupación del 0,24% de las hectáreas de superficie cultivable en Castilla y León.

Próximamente

El mapa se irá ampliando para proteger otros taxones, como rapaces forestales o rupícolas

Estos valores (ocupación potencial del 0,24-0,48 % de las hectáreas cultivables del Comunidad) ponen de manifiesto la posibilidad real de implantar los objetivos de instalación de solar fotovoltaica en la Comunidad sin que supongan una amenaza para la conservación de taxones tan amenazados como los de avifauna esteparia. Sin embargo, la especulación ya generada, los precios de la tierra y las zonas con más facilidades de evacuación, están provocando una gran presión precisamente en estas áreas de secano, de gran valor para la biodiversidad.

Con el fin de potenciar una transición energética ordenada y sostenible, se ha diseñado una primera aproximación metodológica a la sensibilidad ambiental de las aves esteparias ante la generación de proyectos de energías renovables en el territorio de Castilla y León. A partir de ella, se ha publicado un mapa de las áreas del territorio de la Comunidad que presentan una mayor importancia para este grupo de especies. Estos mapas buscan servir de orientación a los promotores a la hora de disponer de una primera aproximación a la sensibilidad ambiental de las zonas en las que se pueda estar evaluando la idoneidad para el diseño y ubicación de los potenciales proyectos renovables, especialmente de energía solar fotovoltaica, respecto a este grupo de aves esteparias.

Estos mapas no sustituyen los pertinentes trámites de evaluación de impacto ambiental de proyectos, ni prejuzgan los resultados de las correspondientes declaraciones de impacto ambiental, pero facilitan información de manera temprana para que pueda ser tenida en cuenta desde las primeras fases de definición de un potencial proyecto de energías renovables a fin de orientarlos a las zonas de menor sensibilidad. De acuerdo con lo establecido en el artículo 21.2 de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, las comunidades autónomas, en coordinación con la Administración General del Estado, velarán para que el despliegue de los proyectos de energías renovables se lleven a cabo, preferentemente, en emplazamientos con menor impacto.

La Junta diseña un mapa para proteger las aves agroesteparias de las energías renovables
Comentarios