domingo. 04.12.2022

La Junta invierte 6,7 M€ para depurar aguas en 72 pueblos de Vegacervera, Babia y Luna

Los proyectos, que hoy mismo saldrán a licitación, beneficiarán a casi 9.000 habitantes de estos espacios naturales
                      El consejero, junto a la delegada territorial, el director general de Sostenibilidad Ambiental, el consejero del Somacyl y los ocho alcaldes beneficiados. FERNANDO OTERIO
El consejero, junto a la delegada territorial, el director general de Sostenibilidad Ambiental, el consejero del Somacyl y los ocho alcaldes beneficiados. FERNANDO OTERIO

Una de las grandes asignaturas pendientes con los espacios naturales de la provincia, la depuración de las aguas residuales que se vierten a los ríos, recibió ayer un importante impulso.

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presentó ayer en León los proyectos para la depuración de aguas en 72 núcleos de población de ocho ayuntamientos de los espacios naturales de Babia y Luna y Hoces de Vegacervera. Lo hizo acompañado por los alcaldes de estas localidades, que verán así como en el plazo aproximado de dos años, sus municipios cumplen por fin con la normativa europea en esta materia.

«Las nuevas instalaciones tienen como objetivo poner la calidad de las aguas a la altura de estos espacios tan queridos y apreciados que hasta ahora constaban con instalaciones obsoletas y que no se correspondían ni con los lugares ni con la normativa vigente», explicó el consejero.

El presupuesto de inversión global de estas obras en los 72 núcleos de población es de 6.774.102,62, que será financiado al 100% por la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, a través de Somacyl, con la colaboración del Instituto de Transición Justa.

Durante la presentación de estos proyectos, el consejero ha estado acompañado por los alcaldes y representantes municipales de los cuatro ayuntamientos beneficiarios del Espacio Natural de Hoces de Vegacervera (Cármenes, Matallana de Torío, Valdepiélago y Vegacervera) y de los cuatro ayuntamientos del Parque Natural de Babia y Luna (Cabrillanes, Los Barrios de Luna, San Emiliano, Sena de Luna); el director general de Infraestructuras y Sostenibilidad Ambiental, y consejero delegado de Somacyl, José Manuel Jiménez; y la delegada territorial de la Junta en León, Esther Muñoz.

Los proyectos serán licitados hoy mismo, según avanzó el consejero, a través de la Sociedad Pública de Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl), que también se encargará del mantenimiento y explotación de estas infraestructuras de depuración durante 25 años.

El proyecto de depuración de aguas del Parque Natural de Babia y Luna, que se licita con un presupuesto de 3.446.103,66 euros con un plazo de ejecución de 24 meses, beneficiará a una población equivalente de 5.475 habitantes de 41 núcleos de población pertenecientes a los ayuntamientos de San Emiliano, Sena de Luna, Los Barrios de Luna y Cabrillanes

Por su parte, el del Espacio Natural Hoces de Vegacerera, que se licita con un presupuesto de 3.327.998,96 euros con un plazo de ejecución de 24 meses, beneficiará a una población equivalente de 3.450 habitantes de 31 núcleos de población pertenecientes a los ayuntamientos de Cármenes, Matallana de Torío, Valdepiélago y Vegacervera.

Para la Junta de Castilla y León, la depuración de espacios naturales se sigue considerando como valor especialmente protegible y se pretende seguir ayudando a los pequeños municipios ubicados en ellos que no disponen de medios suficientes.

La mayoría de los núcleos de población de estos dos espacios naturales de Babia y Luna y Hoces de Vegacervera cuentan con pequeñas instalaciones de depuración consistentes en fosas sépticas o pequeños decantadores primarios estáticos que, en su mayoría, están en muy mal estado, rotas, obstruidas, cubiertas de vegetación, por lo que los efluentes apenas reciben un mínimo de tratamiento o fuera de servicio.

La solución adoptada por la Junta, a través de los proyectos de obras que ahora licita Somacyl, atiende a criterios de minimización del impacto ambiental en la zona, con el objetivo de mantener en su estado originario los ríos y arroyos de cada espacio natural.

Las plantas proyectadas permiten, mediante sistemas sencillos y económicos de mantenimiento y explotación, realizar el tratamiento adecuado de las aguas residuales, conforme a lo establecido en la Directiva europea 91/271/CEE sobre tratamiento de aguas residuales.

Las nuevas instalaciones se construirán en la misma parcela que las existentes y, en caso de cambio de ubicación, se han buscado varias alternativas, evitando los bombeos intermedios y la ocupación de parcelas privadas, llegando a las ubicaciones planteadas.

La Junta invierte 6,7 M€ para depurar aguas en 72 pueblos de Vegacervera, Babia y Luna
Comentarios