martes 15/6/21
El debate del lobo

La Junta y las opas rechazan que los daños del lobo se paguen con la PAC

El Consejo Agrario analiza el decreto sobre mercados de productos en origen y mesas de precios
Ángel Ibáñez presidió la reunión ante la ausencia de Carnero, en la UCI por covid. DL

El Consejo Agrario de Castilla y León, en el que participan la Junta y las organizaciones profesionales agrarias con mayor implantación, rechazó en su reunión de ayer que la solución para proteger la ganadería de los ataques de lobo sea utilizar los fondos de la Política Agrícola Común (PAC) para pagar la compensación por los daños.

Los participantes en la reunión han fijado una posición común para pedir a los ministerios de Transición Ecológica y Reto Demográfico y de Agricultura, Pesca y Alimentación para pedir una respuesta que proteja la actividad ganadera frente al lobo y ante la posibilidad de que el Gobierno acepte elevar la protección de esta especie en todo el territorio de España.

Aún sin la participación del consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ingresado en la UCI de un hospital de Valladolid tras infectarse de la covid, fue el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, quien presidió el encuentro, aunque también intervino el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, para explicar la reunión del pasado lunes con la ministra Teresa Ribera.

En el lado de las organizaciones profesionales agrarias participaron Asaja, la Alianza para la Unidad del Campo UPA-Coag y la Unión de Campesinos de Castilla y León, que paltearon la necesidad de establecer un sistema de control de esta especie en Castilla y León y las comunidades autónomas del Cantábrico.

Este sistema debe, según la Junta, asegurará la permanencia de las explotaciones ganaderas extensivas que constituyen la actividad fundamental del medio rural en las amplias zonas rurales donde tiene presencia el lobo.

Precios agrarios

Además del conflicto por el tratamiento del lobo y su vinculación con la ganadería, el Consejo Agrario sirvió para analizar la propuesta de decreto sobre mercados de productos agrarios en origen y mesas de precios, que pretende desarrollar la Ley Agraria de Castilla y León, vigente desde 2014.

La intención de la Junta es habilitar las condiciones y el procedimiento para llevar a cabo el reconocimiento tanto de Castilla y León como los precios de referencia a nivel nacional de acuerdo al Real Decreto 427/2020.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural será la competente para el reconocimiento de estos centros, a través de su Dirección General de la Cadena Alimentaria.

Para ello será necesaria la inscripción en el Registro de Mercados de Productos Agrarios de Castilla y León y de Mesas de Precios, tener personalidad jurídica propia, disponer de las condiciones de ubicación, infraestructura, equipamiento y funcionamiento que permitan el correcto desarrollo de sus funciones, así como disponer de medios instrumentales y técnicos para la difusión de los precios por productos y cantidades comercializadas, ha explicado la Junta en su comunicado.

Respecto a las lonjas —entidades que agrupan a operadores comerciales que intercambian información sobre precios, situación y tendencias de los productos agrarios—, estarán compuestas por tantas mesas de precios como sectores en los que operen.

La Junta y las opas rechazan que los daños del lobo se paguen con la PAC
Comentarios