miércoles. 10.08.2022
Medio ambiente

La Junta no paga el ataque de un oso a una res por no estar al día la licencia de pastos

La ganadera de Villar de Santiago asegura que realizó el abono al cumplirse el mes estipulado por la normativa
                      La ganadera de Villar de Santiago Tania Santamarta con una de sus reses en la comarca de Laciana. DL
La ganadera de Villar de Santiago Tania Santamarta con una de sus reses en la comarca de Laciana. DL

La ganadera del pueblo lacianiego del Villar de Santiago Tania Santamarta lamenta que la Junta de Castilla y León desestime la solicitud presentada por esta vecina de pago compensatorio de los daños ocasionados por el oso pardo a una res por no disponer de licencia de pastos en monte de utilidad pública.

Los hechos ocurrieron el día 2 de julio del año 2021 cuando un oso atacó a una vaca gestante en la braña de San Justo en el pueblo del Villar de Santiago. Tras el suceso, la joven ganadera dio aviso a los forestales quien certificaron que había sido atacada por un oso. «Había desgarros y signos de lucha para defenderse» matizó, a la vez que lamentó que cada vez se da con más frecuencia este tipo de actos, a pesar de las medidas preventivas que los ganaderos utilizan. Además, en ese momento Tania Santamarta pidió a las administraciones que controlasen a los plantígrados y que no tuvieran que ser los ganaderos «los que alimentemos a la fauna salvaje», destacó.

En el mismo año

La Administración responde que no cumplía con las obligaciones pese a que pudo seguir yendo al monte

En este sentido, la joven ganadera explicó que en ese momento la licencia de pastos estaba sin abonar, sin embargo «se paga la licencia poco tiempo después». De hecho, el plazo para abonar la licencia vencía en julio y ella realizó el pago en agosto, ya abonar este tipo de licencias los ganaderos cuentan con un mes. Sin embargo, Tania Santamarta señaló que desconocía que debido al impago en tiempo de esta licencia no se pague la muerte de una vaca por ataque de un oso, «si yo la pago dentro del año, que más les da a ellos», a la vez que recordó que «se supone que están para facilitar» y ayudar tras el ataque a una res, ya que ella ha tenido que cumplimentar todo el proceso para solicitar la ayuda y nadie el informó de que no la iba a recibir en ningún caso por haber hecho el abono fuera del periodo estipulado, que sí le sirvió para tener la licencia activa para poder seguir aprovechando los pastos de utilidad pública. Por este motivo, ve «injusto que los ganaderos dispongan de un mes para abonar estas licencias y la administración revise el siniestro ocho meses después «habiendo hecho todos los trámites y certificado por un guarda».

Grandes desgarros

La vaca que fue atacada por el oso estaba a punto de parir y se enfrentó al plantígrado

Por su parte, desde la Junta de Castilla y León recordaron que en la Orden/1010/2016, de 21 de noviembre, relativa a los pagos compensatorios derivados de los daños producidos por el oso pardo en las propiedades particulares incide en que «no serán objeto de compensación» los que se produzcan dentro de los límites de un monte incluido en el Catálogo de Montes de Utilidad Pública, cuando se incumplan las obligaciones, límites o restricciones previstos en la Ley 3/2009, de 6 de abril, de Montes de Castilla y León para el aprovechamiento de pastos.

Seguridad

Cabe recordar que en ese momento, la dueña de esta res afirmó que la vaca ya «estaba cumplida para tener a su cría en cualquier momento» y por lo tanto «estábamos al tanto de ella para bajarla para casa y que tuviera a la cría», aunque cuando iban a proceder ello la vaca estaba desaparecida. «Estuvimos buscándola, y un sábado la encontramos muerta», matizó Tania Santamarta. Y tras localizarla, la ganadera dio aviso a los forestales quienes certificaron que había sido atacada por un oso.

En ese momento, el pedáneo del Villar de Santiago, Miguel Ángel Maestro aseguró que «lamentablemente no van a ser los últimos animales en morir» y denunció que, a su juicio, la Junta de Castilla y León «no está haciendo una buena labor para preservar la seguridad del vecindario y deberían posicionarse al lado de este sector».

La Junta no paga el ataque de un oso a una res por no estar al día la licencia de pastos
Comentarios