sábado 07.12.2019
castrocontrigo

La Junta presenta hoy el pliego de condiciones sobre la madera afectada

Los pueblos tienen la última palabra sobre la posible venta de las 300.000 toneladas .
La Junta presenta hoy el pliego de condiciones sobre la madera afectada

Los trece pueblos afectados por el incendio de Castrocontrigo, que el pasado mes de agosto calcinó más de doce mil hectáreas, se reunieron ayer para dar los primeros pasos y tomar las primeras decisiones dentro de la Asociación de Entidades Locales Menores del Monte del Teleno que crearon el mes para defender sus derechos y para promover acciones conjuntas que ayuden a revitalizar la zona, cuya economía depende en gran manera del negocio de la madera.

Como principal punto en el orden del día se trató precisamente las condiciones en las que se podrán poner en el mercado las más de 300.000 toneladas de madera que se quemaron en los montes de utilidad pública pertenecientes a estas pedanías.

Según el presidente de la asociación, el pedáneo de Torneros de Jamuz, Palmiro Pérez, «antes de tomar ninguna decisión estudiaremos minuciosamente el pleigo de condiciones elaborado por el servicio de Montes de la Junta de Castilla y León para conocer en qué terminos y a qué precio podemos negociar nuestra madera». En este sentido, Pérez manifestó que tras mantener varios encuentros con empresas madederas españolas «las noticias no son muy buenas, ya que el sector está muy parado como consecuencia de la actual crisis económica, que afecta fundamentalmete al sector de la construcción, y muchas empresas o han cerrado o están a punto de hacerlo».

Sobre la mesa también está la posibilidad de vender los restos maderables como biomasa negra. De todos modos, hasta que hoy, a las diez de mañana, no conozcan el pliego de condiciones que propone la Junta no tomarán ningún tipo de decisión al respecto.

Hace varias semanas, la asociación se reunió con el director general de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz, para establecer un plan que permita a los pueblos afectados sacar de la madera afectada la mayor rentabilidad posible. Ese plan establece tres líneas de actuación, la extracción de la madera quemada, la aplicación de medidas urgentes contra las plagas y otras que eviten la erosión del terreno.

Se prevé que antes de finalizar este año, se puedan iniciar los trabajos de extracción comenzando por las zonas de mayor peligro de propagación de plagas. Según fuentes de la la Junta se espera que a mediados del próximo 2013 se haya sacado al menos el 60% de la superficie afectada.

La Junta presenta hoy el pliego de condiciones sobre la madera afectada