lunes. 30.01.2023
El Gobierno central confía en que las modificaciones de Fischler no resten competitividad a los productos españoles

La Junta rechaza la reforma de la PAC y anuncia una defensa firme del cereal

El Gobierno de Castilla y León expresó ayer su rechazo a algunas de las materias sobre la reforma de la Política Agrícola (PAC) p
El gobierno autonómico mostró ayer su rechazo a la propuesta del comisario de Agricultura de la UE, Franz Fischler, para recortar las ayudas al campo español y concretamente del sector agrario de la comunidad. Así lo planteó el consejero de Agricultura de Castilla y León, José Valín, en la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y león, según afirmó en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo, Carlos Fernández Carriedo. Fernández Carriedo recordó que se trata de una reforma que no tiene una aplicación inmediata en el caso de esta comunidad, y que será objeto de negociación en los próximos meses por lo que consideró que es «pronto» para hacer una evaluación. No obstante, anunció el compromiso del ejecutivo autonómico de trabajar para que el documento «cambie» y favorezca los intereses de Castilla y León. En concreto, la Junta de Castilla y León rechazó el «excesivo grado de modulación», defendió el «cereal» en «mejores condiciones de las que recoge el documento», y planteó que el objetivo central debe seguir siendo el profesional de la agricultura y la producción agraria por lo que «no debe ir en perjuicio» de ambos. Competencia Por otra parte, el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Manuel Pacheco, expresó su esperanza en que la reforma de la PAC presentada por la Comisión Europea «permita a España seguir siendo competitiva en el sector». Manuel Pacheco hizo estas declaraciones en Murcia, en compañía del presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel. El responsable del Ministerio afirmó que el documento presentado ayer en Bruselas augura un «proceso no sencillo, pero esperanzador» en el que, según avanzó, España establecerá alianzas con otros países. En ese sentido, explicó que «no todos los países comparten las mismas características en el sector, por lo que no vamos a encontrarnos solos porque estableceremos alianzas con unos en unas cosas, y con otros en otros asuntos». El atraso hasta 2006 del recorte de las ayudas directas y el mantenimiento de las cuotas lecheras hasta 2014 fueron las principales novedades planteadas ayer por la Comisión Europea en sus textos sobre la reforma agrícola, respecto a las propuestas que lanzó en julio de 2002. Los nuevos textos legales sobre la revisión de la PAC incluyen modificaciones que tienen en cuenta los acuerdos alcanzados por los jefes de gobierno de los Quince en octubre pasado en Bruselas, la ampliación al este y los estudios de impacto de esta reforma. Entre los cambios figura una «modulación» o reducción gradual de las ayudas. Se aplica a partir de 2006 y hasta 2012, que en para los productores que obtienen entre 5.000 y 50.000 euros sería del 1% en 2007 hasta llegar al 12,5% en 2013. Además, se elimina el tope de ayudas cifrado en 300.000 euros por explotación.

La Junta rechaza la reforma de la PAC y anuncia una defensa firme del cereal
Comentarios