martes 27/10/20

La Junta recomienda suspender todas las fiestas patronales en 2020

El Gobierno autonómico y la Federación Regional de Municipios y Provincias se reservan la posibilidad de prohibirlas en caso de que alguna corporación local se salte esta petición y las programe 
Recinto ferial junto al campo de fútbol. F. Otero Perandones.
Recinto ferial junto al campo de fútbol durante la fiesta de San Juan y San Pedro en la capital. FERNANDO OTERO PERANDONES

La Junta de Castilla y León y la Federación Regional de Municipios y Provincias han acordado este viernes recomendar a los ayuntamientos la suspensión de todas las fiestas patronales y locales de 2020, aunque se reservan la posibilidad de prohibirlas en caso de que alguna corporación local se salte esta petición y las programe.

"No es un año especialmente bueno para la fiesta, quizás no hay especiales motivos de celebración", ha reflexionado el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en la rueda de prensa de presentación del plan de prevención y control del coronavirus aprobado por el Ejecutivo autonómico para afrontar a partir del domingo la denominada 'nueva normalidad'.

Asimismo, se entiende que eso no obsta para que se mantengan las programaciones culturales que no requieran la concentración citada anteriormente de personas, y que son un aliciente innegable para la vida y el bienestar de los municipios, bajo las debidas medidas de seguridad.

También se ha abordado el uso de las piscinas municipales, ante lo cual la Junta ha anunciado que se permitirá su apertura en toda la Comunidad manteniendo las medidas de seguridad e higiene necesarias y que se recogerán de modo inminente en una guía didáctica que se pondrá a disposición de todas las entidades locales de Castilla y León. 

En el mismo acuerdo de la Junta han establecido como criterio general respecto a los aforos para espacios lúdicos y culturales que puedan acoger espectáculos en los próximos meses que podrán llegar al 75 por ciento de la capacidad total, lo que servirá también para las piscinas, tanto públicas como comunitarias.

Igea ha asumido que la suspensión de las fiestas patronales era una de las medidas "desagradables para tomar", pero ha agradecido la "unanimidad" encontrada en el órgano de representación de los ayuntamientos de la Comunidad y ha defendido que es necesario para garantizar la línea de prudencia frente a un virus que, ha insistido, sigue presente en la calle.

"Va a ser un verano distinto", ha subrayado Igea, convencido de que este tiempo es más propicio "para el descanso merecido" y para retomar las actividades lúdicas "con cierto grado de normalidad", que para participar en festejos multitudinarios.

Preguntado por si ha tenido oportunidad de hablar con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente (PSOE), quien había anunciado su disposición a esperar a agosto para intentar celebrar las fiestas patronales de septiembre, Igea ha respondido que no ha podido hacerlo, pero se ha mostrado "seguro" de que "atenderá esta recomendación". "Es bastante razonable en esta situación", ha insistido.

En el caso de Valladolid, se ha mostrado también tajante al responder con un "no" a la pregunta de si la Junta permitía la próxima semana la tradicional fiesta de la noche de San Juan, que habitualmente congrega a miles de vallisoletanos en la playa fluvial de Las Moreras, ya que no se podría asegurar la distancia social de 1,5 metros que inspira este acuerdo de la Junta de Castilla y León.

La Junta recomienda suspender todas las fiestas patronales en 2020
Comentarios