miércoles. 30.11.2022
La consejera mantuvo un encuentro telemático con los responsables de las diputaciones. DL

La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, la gerente del Servicio Público de Empleo, Milagros Sigüenza, y los representantes de las nueve diputaciones provinciales de la Comunidad mantuvieron ayer una reunión de trabajo para analizar las líneas del próximo Plan de empleo rural y local, así como los programas que están en fase de ejecución correspondientes al último plan. Estos planes van a permitir la contratación de más de 15.000 desempleados durante las anualidades 2020 y 2021 con una aportación de más de 135 millones de euros por parte de la Junta de Castilla y León.

La reunión convocada por la Consejería de Empleo Industria tenía como principal objetivo recoger las aportaciones y sugerencias de las corporaciones provinciales de cara a la elaboración y desarrollo del próximo Plan de Empleo Local, estableciendo cauces de colaboración que contribuyan a facilitar y mejorar su ejecución. En este sentido, se han analizado cuestiones como los programas de mayor demanda e interés social, los colectivos con mayores necesidades de inserción social, los sectores que pueden contribuir en mayor medida al desarrollo local o el calendario más idóneo para el desarrollo de los distintos programas.

Durante la reunión, la consejera subrayó la importancia de estos proyectos que son un ejemplo de colaboración eficaz entre la Administración autonómica y la Administración local y que contribuyen a luchar contra el desempleo y a paliar la crisis económica y laboral ocasionada por la pandemia.

Ana Carlota Amigo se comprometió a dar continuidad al esfuerzo económico que viene realizando la Junta de Castilla y León para apoyar el empleo en el entorno rural y local, y agradeció la colaboración y el esfuerzo de las corporaciones provinciales, tanto desde el punto de vista operativo, para desarrollar los programas, como desde el punto de vista económico, para complementar los costes salariales de los trabajadores.

Desde el pasado mes de marzo, la Consejería de Empleo e Industria ha destinado a las distintas líneas de empleo rural y local 78 millones de euros, realizado un esfuerzo adicional para hacer frente a la situación extraordinaria provocada por la pandemia a través del programa Covel, dotado con 20 millones de euros. La mayoría de estos programas se encuentran en estos momentos en fase de ejecución y han permitido la contratación de más de 7.500 desempleado por parte de ayuntamientos y diputaciones.

Para este ejercicio se parte de una previsión inicial de 57 millones de euros que podría incrementarse de forma significativa con la asignación de los fondos de la Unión Europea, sumando otras 7.500 contrataciones directas. Con ello se contribuye a la lucha contra el desempleo y a fomentar la inserción laboral de los colectivos más vulnerables, pero también a fijar población y a impulsar el desarrollo económico de aquellos sectores que potencialmente son generadores de riqueza y empleo de calidad, como el agroalimentario, el forestal, o los que tienen que ver con las energías limpias y renovables.

La Junta repartirá 135 M€ entre las diputaciones para generar empleo
Comentarios