miércoles 18.09.2019
PROVINCIA ■ MEDIO NATURAL

La Junta sigue subastando cacerías de lobos pese a la suspensión del TSJ

Afirma que cuando se lleven a cabo a finales de año la especie estará ya declarada cinegética
En total se han subastado nueve cacerías para esta temporada. DL
En total se han subastado nueve cacerías para esta temporada. DL

La página web de la Red de Reservas Regionales de Caza, gestionada por la Junta de Castilla y León, continúa actualmente subastando cacerías de lobos, a pesar del auto emitido el pasado 2 de mayo por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León por el que se suspende cautelarmente la caza de esta emblemática especie en todo el territorio autonómico para las temporadas 2016/2017, 2017/2018 y 2018/2019.

Actualmente hay un total de nueve cacerías de lobos cerradas en Castilla y León, según la web subastasdecaza.com, siete en la Sierra de Culebra (Zamora) y dos en la reserva de Fuentes Carrionas (Palencia), y que serán ejecutadas a partir de octubre de este año, hasta enero de 2019 que tendrá lugar la última subasta adjudicada la semana pasada, plazo incluido en la suspensión cautelar del TSJ. Todas ellas han tenido un precio de salida de 3.600 euros.

La medida cautelar dictada por el TSJ, que implica la suspensión inmediata de la caza de esta especie en esta misma temporada, se aplica a petición de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel) mientras se resuelve el contencioso iniciado a raíz de la suspensión por este mismo tribunal de la Resolución de 29 de julio de 2016 de la Dirección General del Medio Natural, por la que se aprueba el Plan de aprovechamientos comarcales de lobo en los terrenos cinegéticos situados al norte del Río Duero en Castilla y León. La decisión judicial se fundamenta en que el lobo no es una especie cinegética, ya que mientras no esté suficientemente justificado su estado poblacional, el ejercicio de la actividad cinegética sobre la especie puede afectar a su conservación.

Fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente han explicado a este periódico que para cuando se celebren estas nueve cacerías «ya se habrán realizado las modificaciones normativas necesarias para que el lobo sea cinegético». De hecho, estas mismas fuentes han apuntado que ya se ha modificado el Decreto 32/2015 que habilita el lobo como cinegética y en unas semanas se aprobará la Orden anual de caza y una nueva resolución que apruebe de nuevo el Plan de Caza del Lobo.

La consejería asegura que «dicha modificación se ha efectuado en los preceptos anulados por el TSJ, mediante el nuevo Decreto 2/2018, de 26 de abril, que ha sustituido la regulación establecida y ha vuelto a declarar al lobo como especie cinegética cumpliendo con todos los requisitos formales y criterios que, según la Sala, no lo fueron en el anterior decreto», refiriéndose a la incorporación en el expediente de tramitación del decreto de un informe que establece las bases científico-técnicas que justifican la declaración de las especies cinegéticas de Castilla y León.

Medio Ambiente sentencia esta polémica asegurando que «el lobo es especie cinegética en los territorios del norte del Duero de Castilla y León conforme a la legalidad vigente constituida por dicho Decreto 32/2015 modificado por el 2/2018, y por la Ley 4/1996 de Caza de Castilla y León» y asegura que «para la próxima temporada de caza, con inicio en septiembre de este año, se adoptarán las decisiones administras en ejecución de la legalidad vigente sobre la caza del lobo que correspondan a los intereses en juego, los de la conservación, los del equilibrio de las especies y los económico-sociales de Castilla y León, al margen de las actividades de control ordinario de la especie a adoptar por la administración autonómica, medidas no cinegéticas que están al margen de la regulación y temporada de caza», concluye la consejería.

La Junta sigue subastando cacerías de lobos pese a la suspensión del TSJ