sábado. 02.07.2022
Tribunales

El jurado declara culpable al policía jubilado acusado de matar a su mujer en Astorga

En su veredicto considera probado por unanimidad que disparó a su esposa y al vecino para acabar con sus vidas
El acusado delibera con su abogado en una de las sesiones de la vista oral celebrada la semana pasada. MARCIANO PÉREZ

El jurado popular declara culpable al policía nacional jubilado de Astorga acusado de matar a su mujer y considera probado por unanimidad que disparó el revólver con la intención de acabar con su vida, al igual también que a su vecino —con el que sospechaba que su esposa mantenía una relación sentimental— al que disparó y resultó herido en un hombro.

En su veredicto, pronunciado a las nueve de la noche en la Audiencia Provincial de León tras comenzar a deliberar a las once de la mañana cuando les hicieron entrega del objeto del veredicto, el jurado popular considera probado por unanimidad que el 24 de julio de 2018, sobre las dos y media de la madrugada, el acusado provisto de un arma de fuego disparó a su mujer en su domicilio —situado en la calle Santa Colomba de la ciudad astorgana— alcanzándole en pleno rostro y causándole la muerte casi instantánea. Confirma además que el disparo tuvo lugar entre uno y dos metros de distancia, sin posibilidad de que la víctima pudiera defenderse.

El jurado también da por probado que instantes antes del disparo, el procesado entró al dormitorio en el que estaba su esposa, arrebatándole el teléfono móvil mientras estaba intercambiando mensajes amorosos con un vecino, por lo que ambos iniciaron un forcejeo al negarse el policía a entregarle el móvil; motivo por el que el acusado tomó el revólver y efectuó un disparo sabiendo lo que hacía con la intención de matarla.

Sabía lo que hacía
Da por probado que el acusado no tenía sus facultades intelectuales y volitivas anuladas

Asimismo, el veredicto considera probado que inmediatamente al disparo, el acusado provisto con el revólver con el que produjo la muerte a su esposa, se dirigió al piso de arriba en el que se encontraba el vecino —con el que confirmaron también probado que la víctima mantenía una relación— y, llamó a su timbre y al tiempo que le abrió la puerta, el acusado sujetaba el arma y le dijo: «hijo de puta, ¿desde cuando te follas a mi mujer?». Seguidamente, el acusado entró en el interior de la casa del vecino y éste intentó calmarlo e hizo ademán de quitarle el arma, momento el que el policía jubilado le disparó a metro y medio causándole una herida en el hombre e, iniciando un forcejeo hasta que llegó la policía y detuvo al procesado.

Sin poder hacer nada
El jurado cree que las dos víctimas no tuvieron la posibilidad de defenderse cuando les disparó

Igualmente, el jurado estima probado que cuando el acusado disparó al vecino sabía lo que hacia y que la víctima no tuvo posibilidad de defenderse.

Por otro lado, el jurado considera no probado que el acusado tuviera sus facultades intelectivas y volitivas ni anuladas ni disminuidas en el momento de los hechos, una circunstancia que esgrimía la defensa del policía. En cuanto a la consideración de que existieran razones de género en la comisión del crimen, el jurado considera probado este extremo por 7 votos a favor y dos en contra.

No obstante, el jurado da probado por unanimidad que en el momento de los hechos, el policía nacional jubilado no padecía ninguna enfermedad psíquica ni psiquiátrica, sino que meses antes del suceso presentaba un trastorno ansioso y depresivo.

A raíz de este veredicto, que declara culpable al procesado de acuerdo a las tesis del Ministerio Fiscal y de las acusaciones, será el juez que ha presidido el tribunal el encargado de dictar una sentencia para decidir la condena que deberá pagar el policía nacional jubilado de Astorga culpado de matar a su mujer y de intentar lo mismo con su vecino.


El acusado, a la entrada en la Audiencia Provincial. RAMIRO

El jurado declara culpable al policía jubilado acusado de matar a su mujer en Astorga
Comentarios