viernes. 01.07.2022

Eusebia Sadia García, de Cordiñanes de Valdeón, es una de las mujeres que más sabe y conoce de la tradición de la matanza. Recuerda que ese día se disfrutaba en familia con la matanza del gocho ya que esa carne era para el sustento de la familia. Señala el trabajo que la mujer hacía en el caso de la matanza era la encargada de recoger la sangre que se utilizaría para las morcillas. «Íbamos revolviendo la sangre y echando sal para que no coagulara y después a las sopas y con cebolla se hacía las morcillas».

Indica que desde hace años ya no matan gochos puesto que la carne se compra ya que es más cómodo y «ya no estamos como para hacer una matanza, las cuales cada vez se hacen menos». Prácticamente antes todo el mundo hacía la matanza y ahora son los menos los que la realizan. Otra de las cosas importantes dice que cuando se hacía la matanza la gente se ayudaba unos a otros.

«La matanza era una fiesta que unía a la gente»