viernes. 02.12.2022
Pablo Lago (derecha), durante su intervención en San Marcos.

Berciano por nacimiento y pescador por vocación —«lo de periodista y otros avatares de dirigir periódicos vino mucho después»—, Pablo Lago, director del diario El mundo de Castilla y León apuntó ayer a los ríos como motor del desarrollo del medio rural en la provincia en el pregón de la Semana Internacional de la Trucha, que organiza la Junta de Castilla y León y se desarrolla en distintos puntos de la provincia hasta el próximo sábado. El delegado territorial de la Junta, Guillermo García, y el presidente de la Diputación, Marcos Martínez Barazón asistieron al acto, en el Hostal de San Marcos.

El río es «un espléndido recurso económico, que todavía está por explotar», dijo. Un recurso que no está sometido a la tiranía de los mercados financieros ni de una planificación empresarial que olvida a los territorios y sus gentes: «Como riqueza natural de una tierra es su mayor potencial y mejor garante de futuro. Porque es riqueza que no se deslocaliza, ni depende de los mercados ni se ve sobresaltada por las primas de riesgo», apuntó. El pregonero puso los cursos fluvial a la misma altura que otros atractivos turísticos: «Valen tanto o más que una catedral, un camino milenario hace el jubileo o un paraje aurífero romano».

«Creados por el perfeccionismo de una arrolladora naturaleza, el hombre no tiene que cambiarlos, ni mejorarlos, ni restaurarlos. Sólo se tiene que preocupar de protegerlos», añadió.

En su discurso, el director de El Mundo de Castilla y León reivindicó el protagonismo que juegan en la explotación de este recurso los habitantes de las localidades ribereñas. «Sin ellos no hay futuro para los ríos. Debemos escucharlos, valorarlos y reconocer su labor diaria. Son los guías y los vigilantes cotidianos, los aman más que nadie, los sienten suyos y los padecen».

En su defensa de los ríos, el pescador y periodista vaticina que «un río sano y fértil» será destino turístico, «de un turismo de calidad, que contribuirá notablemente al sostenimiento del medio rural y la protección de su entorno».

Pablo Lago también relató sus inicios en la pesca, con una vieja caña de dos tramos, que pertenecía a su abuelo, e incluso habló de capturas inimaginables hoy en número y por la nueva ley autonómica de pesca: «Yo también soy pescador sin muerte. Jamás voy al río con intención de matarme», bromeó.

Filandón en Gradefes

La Semana Internacional de la Trucha tiene previsto para hoy el filandón Cuentos e historias de pesca, que se desarrolla en el Aula de Interpretación del Río de Gradefes a partir de las siete y media de la tarde, con la participación de Eduardo García Carmona, Guy Roches, Pedro García Trapiello, Francisco Flecha, Fulgencio Fernández, Leonardo de la Fuente, José Gutiérrez Aláiz y el grupo local Rescoldo.

Lago aboga por los ríos como recurso de desarrollo sostenible de los pueblos
Comentarios