martes. 31.01.2023

Láparas que no se apagan

La Cofradía de Santa Bárbara de Sabero rinde homenaje a su mayor artífice, Enrique Blanco Solís, y a las personas que divulgan la historia minera

Intenso, emotivo, y divertido fin de semana con motivo de la celebración de la festividad de Santa Bárbara, especialmente la tarde noche del pasado sábado en la nave central del Museo Minero de Sabero, abarrotada de público, donde los nuevos responsables de la Cofradía de Santa Bárbara rindieron homenaje a Enrique Blanco Solís quien durante más de treinta años estuvo al frente de la Cofradía. En la presentación de los actos, Roberto Fernández, director del MSM, recordó el extraordinario trabajo realizado por Enrique Blanco, su dedicación y entrega por mantener vivo el sentir de los mineros y, sobre todo por haber traído a la Ferrería de San Blas a figuras como Manolo Escobar, Francisco, Karina y un largo elenco de artistas. El vicepresidente, Antonio García, el hizo entrega de una placa conmemorativa como recuerdo. Enrique Blanco, totalmente emocionado no pudo articular palabra, pero si lo hizo su mujer Olga para agradecer el reconocimiento a Enrique, dedicando toda la suerte para los nuevos responsables que, a bien seguro dijo, por su juventud y ganas van a superar todas las expectativas.

Con ese acto no finalizaron las sorpresas, el director del Museo Roberto Fernández, reclamó la presencia en el escenario de José Antonio Morán, como gran colaborador en la estructuración y archivo de la numerosa documentación del Archivo Histórico Minero que posee el Centro; a José Carlos García, alias Kubala, por su extraordinaria labor de difusión de la historia minera a través de las redes sociales; y, a Juan Manuel Castro, corresponsal del Diario de León, por sus trabajos de información de las actividades del Museo y la minería durante treinta años. A los tres el Museo les hizo entrega de una lámpara minera.

Seguidamente actuaron os miembros de la bando musical Losa Gaiteros del Carbón, con interpretación de canciones mineras, especialmente el himno a la minería y los mineros Santa Bárbara Bendita, tarareada por los más de cuatrocientas personas asistentes al acto, así como otras que hicieron levantarse al público y aplaudir intensamente.

Tras finalizar los actos, la Cofradía ofreció productos típicos de la zona, como las sopas de ajo, los callos y la morcilla, productos consumidos en su día por los mineros, en una carpa instalada en el patio del ayuntamiento, para combatir las bajas temperaturas que alcanzaron hasta los tres grados bajo cero.

Final de fiesta

Finalizan los actos ayer domingo con el tradicional chipinazo a las doce de la noche en honor a Santa Bárbara, para a las trece horas asistir a la misa en honor a la patrona de la minería en la que participa el Coro Valdesabero. Seguidamente degustación de las tradicionales jijas a cargo de la Cofradía de Santa Bárbara de Sabero amenizadas con la música de una charanga. Finalizan los actos a las seis de la tarde con la actuación de Caponato Show, con la intervención de payasos en la Casa de Cultura de Olleros de Sabero.

Láparas que no se apagan
Comentarios