viernes 28.02.2020
Tradición en la Acisa de las Arrimadas

Las patas más codiciadas

La subasta de San Antonio fue adjudicada por 110 euros a los mozos tras una animada disputa con las mozas, con las que compartieron este manjar
Los mozos del pueblo se llevaron el lote de las patas y orejas de cerdo.
Los mozos del pueblo se llevaron el lote de las patas y orejas de cerdo.

La Acisa de las Arrimadas mantienen su tradición de la subasta de las patas de cerdo para San Antonio. Mientras la gente degustaba raciones de callos se llevaron a la subasta un total de siete orejas y 20 patas de cerdo además de dos docenas de peras asaderas y garbanzos. Así pues la subasta se inició con 40 euros. Se fue animando poco a poco hasta que las mozas pujaron 80 euros y los mozos apretaron con cinco euros más. Al final en esta disputa fueron los mozos los que se llevaron todo el lote por 110 euros. Se sabe que al final mozos y mozas se comerán juntos y en armonía, las patas.

La historia es que estas patas y orejas de cerdo y garbanzos que se traía de toda la comarca de las Arrimadas para el santo eran para proteger a la ganadería. Dado que ya casi nadie tiene cerdo lo que se hace desde hace unos años es comprar las patas y se curan en el pueblo. Tras la subasta el dinero recaudado se apunta en un libro de cuentas de San Antonio Abad patrono de la ermita del pueblo de La Acisa de las Arrimadas que data del año 1944. Los mayordomos son los encargados de recaudar el dinero para el santo y gestionarlo. Esta año los nuevos mayordomos son Marisol Valladares y Miguel López, cargo que se renueva anualmente.

El dinero se destina para el pago de la luz de la ermita y de las reparaciones que se necesiten tanto para San Antonio como San Hipólito.

Las patas más codiciadas