domingo 08.12.2019
TURISMO

León rescata el Camino Olvidado

Un total de 19 de los 25 municipios leoneses por los que trancurre este trayecto de montaña se han unido en una asociación. Su objetivo, captar el 5% de los peregrinos que van a Santiago
León rescata el Camino Olvidado

maría carnero | león

Un total de 19 alcaldes de la montaña leonesa se han asociado para poner en valor el llamado Camino Olvidado, uno de los muchos trayectos de peregrinaje a Santiago, y que atraviesa 25 municipios de la provincia.

La sede de la Diputación de León sirvió ayer de escenario para la puesta en marcha de este nuevo proyecto, que nace con la intención de señalizar este trayecto, que va desde Bilbao hasta Villafranca del Bierzo, dotarlo de las infraestructuras necesarias, y divulgar sus virtudes, para conseguir ser una competencia real del llamado Camino Francés, y captar al menos un 5% de los peregrinos que realizan cada año el Camino de Santiago.

El arranque de la Asociación Camino Olvidado fue apadrinada por el presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, que en boca del portavoz de la institución, Francisco Castañón, mostró todo su apoyo y ayuda para su puesta en marcha, aunque descartó, de momento, cualquier tipo de aportación económica.

A pesar de que tan solo hay constancia de que no más de cuarenta personas realizan este trayecto al año para peregrinar a Santiago ?llama la atención de que la mayoría son peregrinos extranjeros?, la asociación nace con objetivo de poner en el mapa del peregrinaje mundial este trayecto, también conocido como Viejo Camino de Santiago, que aúna toda la riqueza cultural de las gentes montañesas.

«Es un proyecto muy bonito en el que estamos integrados municipios muy diversos, y a la vez muy castigados, que debemos aprovechar oportunidades como esta para contar con nuevos recursos», explicó el alcalde de Igüeña, Alider Presa, presidente de la asociación.

Presa reconoció que se cuenta con documentación «de sobra» sobre esta ruta que ahora se quiere acercar a los pueblos para luego echar a andar. «Nacemos para sumar» y hasta el momento, después de un tiempo de trabajo, cada uno de los municipios ha hecho «lo que buenamente ha podido», para poner en valor esta ruta y dotarla de las infraestructuras y servicios necesarios, como es el caso de La Robla, que cuenta hasta con un albergue que ofrece todo lo necesario a los peregrinos para continuar su viaje.

La asociación ha optado por el nombre de Camino Olvidado, en vez de Camino Viejo, porque además «es un nombre que ya reúne cierto encanto e incluso tiene un cierto misterio que incluso invita a conocer su historia», afirmó.

Por su parte, la alcaldesa de Murias de Paredes, Carmen Mallo, destacó el trabajo de los ayuntamientos para poner en marcha esta iniciativa, ya que «sólo desde nuestro esfuerzo podremos dar solución a todos los problemas que tienen nuestros pueblos».

El Camino Olvidado cuenta con 637 kilómetros divididos en 18 etapas. Parte de Bilbao, através Burgos, Cantabria y Palencia, hasta llegar a León, donde comienza en La Espina hasta llegar a Villafranca del Bierzo. A través de la provincia leonesa pasa por 65 pueblos, pertenecientes a 25 municipios, todos ellos a orilla de las montañas de la Cordillera Cantábrica.

León rescata el Camino Olvidado