martes 15.10.2019

León suma este año 9.700 hectáreas a su catálogo de montes sostenibles

La provincia supera ya las 113.000 hectáreas amparadas por la certificación de calidad.
León suma este año 9.700 hectáreas a su catálogo de montes sostenibles

m. rabanillo | león

La provincia de León suma este año 9.700 hectáreas a su catálogo de montes con gestión sostenible, una certificación que garantiza la función ecológica de los bosques y que ya ampara a más de 113.000 hectáreas en León. Los territorios integrados este año pertenecen a las juntas vecinales de los municipios de Cebanico y Cubillas de Rueda.

Esta marca de calidad, gestionada en la comunidad por la Asociación Interprofesional de la Madera de Castilla y León, vela porque la gestión de los montes proteja la biodiversidad, productividad, capacidad de regeneración, vitalidad y el potencial del patrimonio forestal, con el fin de garantizar su función ecológica, económica y social en el entorno. El sello, otorgado por el Programa de Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal (PEFC), avala que el monte certificado cumple con los criterios e indicadores de Sostenibilidad Forestal UNE 162002 .

La provincia acoge el 5% de la superficie del país de bosques amparados por esta certificación, que supera los dos millones de hectáreas. La titularidad del 90% de los montes acogidos a esta figura en la provincia es pública, la mayor parte de ellos en manos de las juntas vecinales, aunque también figuran como propietarios de varias fincas ayuntamientos y la comunidad autónoma. La gestión también es mayoritariamente pública, aunque son numerosas las juntas vecinales que externalizan el rendimiento de sus montes en manos privadas; la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) también asume la gestión de más de setenta montes adheridos a esta certificación y que son parte del patrimonio de las pedanías.

Respecto a la explotación privada, en la provincia trabajan en el sector cuatro rematantes —empresas dedicadas a llevar la madera desde los bosques a las industrias— y aserraderos, tres del sector de la madera y la construcción, y una del sector de las artes gráficas.

El Programa de Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal (PEFC) garantiza la viabilidad del proceso para conseguir el sello siempre que el propietario del monte cumpla varias condiciones, como tener un plan de gestión vigente aprobado por la administración autonómica o los colegios de ingenieros de montes.

León suma este año 9.700 hectáreas a su catálogo de montes sostenibles