jueves 20.02.2020
Jornadas

Llaman a utilizar nuevas técnicas con el estiércol por ser el abono más ecológico

Desmontan que la ganadería sea la responsable del cambio climático
Imagen de la jornada sobre el estiércol celebrada ayer en Valencia de Don Juan. JESÚS F. SALVADORES
Imagen de la jornada sobre el estiércol celebrada ayer en Valencia de Don Juan. JESÚS F. SALVADORES

El estiércol es el abono más ecológico con un gran problema: que huele mal. Y eso la sociedad actual no lo admite porque lo identifica con contaminación, muy lejos de la realidad si se trata bien. Por ello los expertos recomiendan a los agricultores y ganaderos a hacer uso del mismo con técnicas modernas como el inyectado, por ejemplo, desechando el esparcido tradicional en superficie.

Así lo pusieron ayer de manifiesto los técnicos y expertos que participaron en la jornada ‘Estiércol/Purín ¿problema o recurso?’, que tuvo lugar en Valencia de Don Juan organizada por el Ayuntamiento de Algadefe, en colaboración con la Fundación Agropecuaria de Castilla y León, la Junta de Castilla y León, la Diputación de León, el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan, la sociedad cooperativa Ucogal y el Banco Sabadell.

Algadafe cuenta con una cabaña ganadera de 5.000 vacas y 3.000 ovejas

En la jornada actuaron como ponentes José Guirao Sola, técnico de Área en el Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático de la Junta de Castilla y León (‘Ganadería de porcino y cambio climático’); Elías Fernando Rodríguez Ferri, catedrático de Microbiología e Inmunología y presidente de la Academia de las Ciencias Veterinarias de Castilla y León (‘Aspectos sanitarios’); José Manuel Martínez Rodríguez, presidente de la Fundación Agropecuaria y Académico de Número de la Academia de las Ciencias Veterinarias de Castilla y León (‘sistemas de tratamiento, nuevas tecnologías’); y José Ramón Flórez Vázquez, director de Negocio Agrario de Banco Sabadell (‘Perspectivas de financiación’), quien aseguró que «nosotros no venimos hoy aquí a hacer negocio, sino a escuchar al sector».

Según explicó el alcalde de Algadefe, Ubaldo Freire, el objetivo de la jornada fue dar «visibilidad al problema u oportunidad del purín como un recurso o un aprovechamiento que pueda ser un negocio o futuro asentamiento industrial en la zona, siempre que se busquen soluciones adecuadas». Algadefe cuenta con una cabaña ganadera de unas 5.000 vacas y 3.000 ovejas. Al Ayuntamiento ya le han llegado algunas propuestas para el aprovechamiento de los purines, «pero se tienen que fraguar. Estamos trabajando en ello», aseguró el regidor.

Un recurso, no un residuo

José Guirao realizó una extensa exposición con datos que desmontan que las emisiones ganaderas sean las responsables del Cambio Climático y del Efecto Invernadero. En Castilla y León, donde el sector primario tiene gran peso, sólo suponen el 14%, mientras que en España (sumando la agricultura) llegan al 12% y en el conjunto de UE no alcanzan el 9%. Defendió que el estiércol (purines) no es un residuo, sino un recurso para mejorar la fertilidad de la tierra. De hecho el abono más ecológico, el que se usó siempre hasta hace unas pocas décadas. Aún así puso de manifiesto que actualmente en agricultura se está utilizando un 20% más de abonado del que necesita el suelo y eso, «además de suponer pérdida de rentabilidad, lo que la planta no necesita se va a los acuíferos, contaminándolos». Subrayó que el gran problema del purín es el amoniaco, que huele muy mal. «Y con eso tenemos que lidiar, por lo que hay que aplicar agronomía, el sentido común», llamando a la utilización de nuevas técnicas de uso y aprovechamiento.

Llaman a utilizar nuevas técnicas con el estiércol por ser el abono más ecológico