domingo 29/5/22

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) aseguró ayer que «buscará el máximo consenso posible de cara a la aprobación de la Estrategia del Lobo antes de final de año».

Fuentes del Miteco han señalado que el objetivo es que «a partir del 1 de enero la estrategia se convierta en la herramienta de gestión de la especie y vertebre la coexistencia con la ganadería extensiva en todas las comunidades en las que el lobo está presente».

Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia consideran que la validez de la Estrategia «queda en entredicho», al tratarse de un documento que se elaboró sin el consenso de las comunidades loberas, que presenta «grandes fallos», y que fue concebida por el Gobierno central «únicamente como un medio para instrumentalizar una pretendida gestión centralizada de la especie por cuestiones meramente ideológicas y sin ningún sustento técnico».

Las cuatro autonomías aseguran que continuarán estableciendo en sus presupuestos el crédito necesario para habilitar las órdenes de ayudas destinadas a paliar y compensar los daños que provoca la fauna silvestre.

La reunión del lunes de la Comisión también ha servido para tomar la decisión de no aprobar el acta de la reunión del 4 de febrero de 2021 de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, en la que se debatió la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre).

El lobo tendrá definida su estrategia antes de 2022