miércoles. 30.11.2022
CISTIERNA

Los lupuleros piden ampliar en 100.000 kilos el contrato del cultivo de este año

La asamblea de productores elige a Isidoro Alonso como nuevo presidente.
Los lupuleros celebraron su asamblea en la Casa de Cultura de Carrizo de la Ribera.

La Agrupación de Cultivadores de Lúpulo ha solicitado a la Sociedad Anónima Española (SAE) de Fomento del Lúpulo, que aúnºa la mayor parte de las cerveceras nacionales, una ampliación del contrato para la venta de la producción de este año, con el fin de evitar los problemas surgidos el pasado otoño, cuando 27.700 kilos quedaron fuera del contrato. Así, hasta 100.000 kilos se unirían al millón que contempla el acuerdo en las mismas condiciones de precio: 3,50 euros por kilo.

La SAE no ha respondido de momento a la petición en una campaña en la que 55 hectáreas se sumarán a las cerca de 600 que ya se cultivan, por lo que se prevé que la producción vuelva a superar la cantidad pactada.

Las diferencias surgidas entre cultivadores a propósito del excedente del 2012 parecen haber quedado saldadas en la asamblea de la agrupación celebrada ayer en Carrizo de la Ribera, que eligió nuevos presidente y secretario después de que Serafín Pérez y Tomás Valbuena, renunciasen, rrespectivamente, a estos cargos.

Los asociados eligieron a Isidoro Alonso, de Gavilanes (Turcia), para presidir la agrupación frente a Bautista Martínez García, de Alcoba de la Ribera (Cimanes del Tejar) por 92 a 61 votos. Por su parte, María Teresa Benavides Fuertes, de Villoria de Órbigo (Villarejo), accedió a la secretaría de la agrupación de productores.

Alonso manifestó ayer que accede al cargo para conseguir la unión de los cultivadores. «Separados no vamos a hacer nada», dijo, por lo que invitó a los lupuleros a «que seamos leales, trabajando sin intereses particulares».

Según los asistentes a la asamblea —no se permitió la asistencia al acto de personas ajenas al colectivo—, la reunión transcurrió con tranquilidad, sin las voces que se habían escuchado en las anteriores asambleas, cuando se proponía la destrucción del excedente del año pasado o su conservación en pellets, opción elegida con polémica.

Los lupuleros piden ampliar en 100.000 kilos el contrato del cultivo de este año
Comentarios