martes 10.12.2019
Cita en la Montaña Oriental

El mal tiempo no pudo con la feria

El Ayuntamiento entregó 9.000 euros en premios a los ganaderos en una jornada con menos puestos, ganado y público que en otras ediciones
El público visitó los pocos puestos de la feria. CAMPOS
El público visitó los pocos puestos de la feria. CAMPOS

Riaño celebró ayer su tradicional feria de noviembre y el XIII concurso de ganado con la presencia de más de un centenar de reses de vacuno, equino, ovino, caprino y mastín leonés. El mal tiempo restó presencia de puestos, animales y público.


Esta es una de las ferias más importantes de la provincia pero en esta edición el anuncio del mal tiempo, en especial nieve, restó la asistencia de puestos. Concretamente se dieron cita algo menos de medio centenar cuando lo habitual es ver varios cientos de puestos. Por lo que se refiere a la presencia de reses en el recinto ferial se dieron cita algo más de un centenar. Unas cifra menores que otros años si bien los ganaderos optaron para estar presentes en esta feria. Esto ha permitido al público asisten poder ver la calidad de las reses de la montaña de Riaño.

 

La asistencia de público también se vio mermada por el anuncio del temporal. Lo habitual es que en esta feria Riaño acojan a miles de personas algo que no sucedió ayer.

 

El Ayuntamiento de Riaño entregó algo más de 9.000 euros en premios para las mejores reses de las explotaciones ganaderas que se citaron en esta feria de noviembre. En todas las secciones se entregaron dos premios de 150 y 70 euros para los dos primeros, además de 100 euros para los mejores en la secciones de mastín leonés y 150 euros para el caprino y el mejor lote de ovino.

 

A pesar de los problemas que se anunciaban del mal tiempo la jornada se desarrolló con total normalidad ya que en muchos momentos de la mañana el sol acompañó a los asistentes a esta feria. También los restaurantes se vieron animados puesto que muchos de los asistentes optaron por comer en los establecimientos de Riaño y disfrutar de una jornada agradable y en especial de un paisaje y unas vistas espectaculares con las montañas cubiertas de nieve.

El mal tiempo no pudo con la feria